Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOX

El vicepresidente de Vox, condenado por “irregularidades contables” en una de sus empresas

El Tribunal Supremo confirma su inhabilitación durante tres años como administrador

Victor Gonzalez
Víctor González, en una asamblea de Vox en Madrid, en octubre de 2015.

El vicepresidente primero de Vox, Víctor González Coello de Portugal, que compatibiliza el cargo con la vicesecretaría de recursos, cometió "irregularidades contables relevantes" en la empresa Marmolería Leonesa, de la que fue accionista y administrador único hasta 2014, según una sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo a la que ha tenido acceso EL PAÍS. El alto tribunal confirma una resolución de la Audiencia Provincial de León, de 2015, que inhabilitó al político para administrar bienes ajenos y “representar o administrar a cualquier persona" durante tres años.

González Coello de Portugal compró Marmolería Leonesa en 2007. Bajo su administración, en pleno desplome de la construcción, esta empresa dedicada a la comercialización de mármol acabó cerrando y despidió a sus 60 empleados. El alto cargo del partido ultraderechista figuró como administrador único de Marmolería Leonesa hasta junio de 2014. La firma solicitó un concurso voluntario de acreedores y entró en liquidación. Adujo como motivos del concurso la caída de los pedidos por la crisis y unas deudas que sumaban en 2013 un total de 3,8 millones, según el registro mercantil.

Una sentencia de la Audiencia Provincial de León, de 2015, confirmada este año por el Supremo, censuró que los balances contables de Marmolería Leonesa no recogieron entre 2009 y 2012 un crédito a otra de las sociedades que entonces controlaba el dirigente de Vox, Petrabor Producción S. L. Esa operación provocó una disminución patrimonial de 1,4 millones, que no se reflejó en la contabilidad.

"Se han cometido irregularidades contables relevantes para la comprensión de la situación real, financiera y patrimonial de la empresa concursada", recoge el fallo de la Audiencia Provincial de León. Según esta resolución, Marmolería Leonesa “llevaba una contabilidad no adecuada a la normativa legal". E incumplió “sustancialmente la obligación de una correcta y adecuada contabilidad, una irregularidad relevante para la comprensión de la situación financiera y patrimonial de la sociedad".

La gestión del ahora número tres de Vox al frente de Marmolería Leonesa —una firma que el último año que presentó cuentas, en 2013, registró unas ventas de 455.822 euros— causó una "generación o agravación del estado de insolvencia", según la Audiencia Provincial de León.

La sentencia de este tribunal declaró "culpable" del concurso de acreedores de Marmolería Leonesa y condenó a tres años de inhabilitación como administrador o representante a González Coello de Portugal.

En su recurso ante el Tribunal Supremo, la defensa del vicepresidente primero de Vox esgrimió que "existían unas expectativas de negocio con otras empresas que justificaban que no se reflejase cierto deterioro en las participaciones de Petrabor, así como el convenio de acreedores para refinanciar la deuda".

González no reflejó en la contabilidad de su compañía unas pérdidas de 1,4 millones, según la sentencia

Pero esos convenios y expectativas de negocio con otras compañías, entre ellas El Corte Inglés, no se consumaron. Y no se modificó la contabilidad. González declinó este jueves responder a las preguntas de EL PAÍS sobre este asunto.

El vicepresidente de Vox figura en la actualidad en los órganos sociales de Petrabor Qualitas (sin actividad), Management Productive Resources, Energreen Capital, Leadership Systems (sin actividad) y Coravest S. L.

El partido presenta a González Coello de Portugal como un puntal por sus “excelentes conocimientos de economía y del mundo de la empresa". Máster en Finanzas por CUNEF, el político tiene como misión "asistir y sustituir" al presidente de Vox, el exdirigente del PP vasco, Santiago Abascal, según la web de la formación.

Expediente, despidos y Fogasa

Marmolería Leonesa perteneció a un grupo controlado por el vicepresidente primero de Vox, Víctor González Coello de Portugal. Un histórico holding del que también formaron parte las firmas Marmolería Astur Leonesa y Petrabor. Hoy, desaparecidas.

La corporación presentó en 2010 un expediente de regulación de empleo (ERE). Sus trabajadores fueron despedidos y cobraron sus salarios e indemnizaciones del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), según recuerda el secretario general de UGT-Fica, Francisco Romero.

Una tormenta perfecta azuzada por la crisis, el desplome inmobiliario y las deudas enterraron el microimperio del mármol del alto cargo de Vox.

investigacion@elpais.es

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información