Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno reafirma que habrá Consejo de Ministros en Barcelona pese a las dudas de Ábalos

El titular de Fomento dijo "a título personal" que no tiene sentido empeñarse en celebrarlo si esa decisión no tiene efectos positivos

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, durante su intervención en 'elEconomista'. En vídeo, declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Crece la inquietud en el Gobierno por la celebración del Consejo de Ministros previsto el próximo 21 de diciembre en Barcelona. El Ejecutivo teme una alteración grave del orden público y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, incluso lo ha puesto en duda esta mañana. "Hay que valorar si las cosas que se hacen para bien consiguen un resultado positivo, lo que el Gobierno siempre debe preservar es la convivencia", ha reflexionado. Sin embargo, él mismo ha aclarado inmediatamente que hablaba a título personal y La Moncloa le ha corregido rápidamente. La vicepresidenta Carmen Calvo ha confirmado que el Gobierno celebrará "con total naturalidad" el próximo día 21 en Barcelona la reunión del Consejo de Ministros. "Es así y no se va a modificar de ninguna de las maneras", ha asegurado Calvo, que ha explicado que se tratarán los asuntos del orden del día previsto, con alguna cuestión relativa a Cataluña. "Somos el Gobierno también de Cataluña", ha afirmado.

En un desayuno organizado por el diario El Economista, Ábalos había apuntado al ser preguntado sobre el consejo en Barcelona: "Hay que valorar si las cosas tienen un efecto positivo, si no no acabo de entender tanto empecinamiento". Pero enseguida había aclarado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no había planteado aún la posibilidad de cancelar esta reunión en Barcelona ante las protestas anticipadas por los Comités de Defensa de la República. Su frase ha generado confusión y por eso La Moncloa ha salido inmediatamente a corregir la idea que se estaba extendiendo de que la celebración estaba en el aire. Aprovechando el viaje a Barcelona, Sánchez tenía previsto verse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Precisamente en el contexto de esta cita inminente, el Gobierno ha avisado por carta a la Generalitat de que si no garantiza la seguridad pública en Cataluña, enviará a la policía a hacerlo. Está previsto que al menos 400 policías y guardias civiles antidisturbios sean enviados a Barcelona desde el resto de España a proteger el Consejo de Ministros del día 21.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, reveló el pasado 12 de noviembre la fecha del anunciado Consejo de Ministros de Barcelona. "Si no hay ningún tipo de alteración de nada, está cerrado", dijo Calvo respecto al encuentro de Sánchez con Torra. "Si el Consejo de Ministros es en Barcelona, el presidente Sánchez saludará y se reunirá con total lealtad y normalidad con el presidente de todos los catalanes", afirmó la vicepresidenta.

La reunión del Consejo de Ministros tendrá lugar en Cataluña justo al cumplirse un año de las elecciones autonómicas convocadas por Mariano Rajoy al amparo del artículo 155 de la Constitución, que dieron una nueva mayoría al independentismo, aunque no pudo cumplir las promesas de la campaña: el retorno de Carles Puigdemont huido a Bruselas, y la restitución del Govern. Tras un periodo de distensión, en el que se han celebrado 21 reuniones Gobierno-Generalitat, las recientes declaraciones de Torra sobre la vía eslovena y las actuaciones de los Comités de la Defensa de la República (CDR) y la inacción de los Mossos han vuelto a tensar las relaciones.

La cita se celebrará en medio de una enorme tensión. Los CDR han convocado movilizaciones para el 21 de diciembre y están organizando protestas en diversos puntos de Cataluña con la pretensión de bloquear la frontera francesa de La Jonquera, el aeropuerto del Prat, el puerto de Barcelona y las principales carreteras catalanas. La acción está inspirada en las revueltas callejeras que desde hace semanas se celebran en Francia auspiciadas por los chalecos amarillosPara ese mismo día, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) convocará una manifestación, de la que aún no se conoce ni el lugar ni la hora. El sindicato Intersindical-CSC, minoritario en Cataluña, ha convocado una huelga de dos horas "en protesta por las medidas antisociales" del Gobierno de Sánchez.

El Govern de Quim Torra ve con buenos ojos las protestas de los CDR y la consejera Elsa Artadi aseguró el pasado día 5 que “protegerá” el derecho de los manifestantes que quieran protestar ese día y que ya se están organizando a través de diversos grupos de Telegram. “Sí, hoy, siempre y dentro de un mes defenderemos que se manifiesten”, aseguró la portavoz del Govern para mostrar su simpatía con la protesta de los CDR, al tiempo que consideró que la reunión del Consejo de Ministros en esa fecha “tiene un punto de provocación”. Desde el 12 de noviembre que se conoció la fecha hasta el 5 de diciembre, la Generalitat no se había pronunciado sobre la celebración del consejo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información