Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pastor recalca que “no hay candados en la Constitución” siempre que se reforme por consenso

La presidenta del Congreso afirma que los ciudadanos esperan “la renovación del pacto constitucional”

Ana Pastor interviene ante los Reyes. REUTERS / EP

La Constitución está vigente y ha traído los mejores años de la historia de España pero en torno a ella “no hay un candado” por lo que su reforma es posible siempre que “se haga con el mismo apoyo” que tuvo cuando se elaboró en 1978. Este ha sido el mensaje de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que ha pronunciado un elaborado discurso en este 40º aniversario de la Ley Fundamental en el que ha pedido “la renovación del gran pacto constitucional”.

La presidenta del Congreso, como tercera autoridad del Estado, ha compartido con el rey Felipe VI el protagonismo de esta conmemoración en la que ha primado la normalidad. "La Constitución se puede reformar, pero fuera de ella no cabe nada". Estas palabras de la presidenta del Congreso las ha tomado de diferentes padres de la Constitución, aunque se ha servido de las mismas para hacerlas suyas. Así ha parafraseado a todos los ponentes constitucionales y a anteriores presidentes del Gobierno y del Congreso. De Felipe González ha recordado su etapa de portavoz del grupo socialista en 1978 cuando al tomar posición sobre el proyecto constitucional reconoció que no todo era asumible por el PSOE, pero hacía suyos “desde el artículo 1 hasta el final”.

Ese espíritu es el que ha reivindicado este jueves Pastor: “Es el momento de que todos los españoles renovemos el gran pacto constitucional porque es lo que el pueblo español demanda a sus representantes”. Lo primero para ella es esa renovación y a partir de ahí, con ese convencimiento, puede abordarse si es necesario la reforma de la Ley Fundamental. No es una apelación inexorable a su reforma pero tampoco se descarta si cuenta con el apoyo casi absoluto de los representantes de las Cortes, como ocurrió en 1978. "Ninguna Constitución debe reformarse con menos acuerdo del que la creó”, ha advertido. En su discurso ha recordado que la Ley Fundamental fue aprobada en referéndum por lo que la misma está dotada “de una incuestionable legitimidad”.

El proceso de elaboración, aprobación y desarrollo estuvo jalonado por un gran apoyo, pero hubo “enormes dificultades e intentos de hacer descarrilar el proceso”, ha recordado la presidenta. Muchos empujaron para que no fuera un intento fallido, como ha invocado la presidenta al referirse no solo a los dirigentes políticos, sino a muchos sectores de la sociedad, como sindicatos, organizaciones empresariales, ONG y colectivos sociales.

“Fuera no cabe nada”

Del pasado al presente ha discurrido el discurso de la presidenta del Congreso con citas muy escogidas en las que puede interpretarse alusiones indirectas a los problemas actuales. El anterior jefe del Estado, Juan Carlos I, ha sido muy glosado por la presidenta del Congreso, así como a su sucesor, Felipe VI. De todos los protagonistas de la Transición ha destacado su “capacidad de renuncia y de transacción” para hacer esta Ley Fundamental vigente en España desde hace 40 años. “Fuera de la Constitución no cabe nada”, ha sentenciado la presidenta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >