Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE abre la puerta a que Díaz dimita y no ve “sensato” darle la presidencia de la Junta a Ciudadanos

La presidenta andaluza advierte de que los socialistas tienen que hacer una reflexión en su conjunto

José Luis Ábalos (PSOE) comparece para valorar los resultados de las elecciones de andaluzas.

La dirección federal del PSOE ha abierto la puerta a Susana Díaz para que dimita de sus cargos orgánicos si no logra mantener la presidencia de la Junta de Andalucía. La candidata socialista obtuvo este domingo el peor resultado de la historia en el principal granero de votos del partido. Y lo más grave: la mayoría absoluta de la suma de PP y Ciudadanos con la extrema derecha de Vox reduce las posibilidades de que los socialistas mantengan el Gobierno en la única comunidad autónoma en la que no se ha producido una alternancia en el poder desde la restauración de la democracia.

"Eso forma parte de nuestra responsabilidad. Nosotros como dirigentes sabemos lo que tenemos que hacer siempre", ha afirmado José Luis Ábalos a la pregunta específica de si Díaz debería presentar su renuncia como secretaria general de la federación andaluza. "Nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y siempre estamos a disposición de la organización que con generosidad siempre nos ha otorgado la confianza. Y con esa generosidad estamos siempre a disposición de lo que diga la organización", ha incidido el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento. Siguiendo la misma línea, Ábalos ha hecho hincapié en que la dirección federal se va a "implicar absolutamente" tanto en el proceso para intentar retener el Ejecutivo de Andalucía, como en la "necesaria regeneración" de la federación andaluza.

Los socialistas no contemplan de ningún modo dar la presidencia de la Junta a Juan Marín, el candidato de Ciudadanos, para excluir a Vox de un acuerdo que decida el Gobierno de Andalucía. “El PSOE se abstuvo para facilitar la investidura de Mariano Rajoy [en 2016]. Hay ahí un precedente que nos costó mucho a esta organización, pero se hizo. Todavía no he visto sacrificios en el otro lado". "No me parece muy sensato" ha reflexionado Ábalos sobre la posibilidad de salir en socorro de Ciudadanos "simplemente para evitarle un coqueteo con la ultraderecha".

El PSOE centrará la presión en Ciudadanos, el partido que ha sostenido la presidencia de Díaz esta última legislatura. "Si Ciudadanos cree que lo importante, con tal de acceder al poder, es que puede ir con la extrema derecha… No sé si regeneración y reconquista son sinónimos. Nosotros vamos a intentar liderar la solución. Ciudadanos fue la fuerza más votada en Cataluña y renunció a liderar una solución. Es curioso que siendo la tercera en Andalucía pretenda hacer lo que no hizo en Cataluña siendo la primera", ha zanjado el responsable de Organización.

"Si hubiera perdido me habría ido", replica Díaz

“El PSOE tiene que hacer una reflexión en su conjunto si queremos reforzar las instituciones e impedir que otros la debiliten”, ha replicado Susana Díaz a Ábalos. La presidenta de la Junta en funciones ha avisado a Ferraz de que las andaluzas son la primera cita con las urnas que abren el ciclo electoral de 2019 con europeas, municipales, autonómicas y puede que generales. Díaz ha justificado en su victoria en las elecciones, por más de siete puntos respecto al PP, las razones de que no haya decidido dimitir pese a haber cosechado los peores resultados de la historia del PSOE en la comunidad con 33 escaños (14 menos que en 2015), lo que pone en jaque la reedición de su Gobierno.

“Si hubiera perdido me habría ido” ha afirmado. La dirigente socialista insiste en que su margen respecto del resto de partidos políticos es un aval para liderar las conversaciones para lograr la investidura y ha rechazado apoyar al candidato de Ciudadanos, Juan Marín. “Lo lógico es que el tercero apoye al primero”, ha señalado. Díaz rechaza de plano la posibilidad de un Gobierno de derechas apoyado por Vox y ha llamado al resto de partidos a que frenen a la extrema derecha. “Si a los demás solo les importa el poder a toda costa, ellos sabrán”, ha sostenido en clara referencia al partido de Albert Rivera.

Líderes territoriales entre los que se encuentran partidarios y críticos de Díaz en las primarias del año pasado, que perdió frente a Pedro Sánchez pese a partir con el apoyo del establishment del partido, destacan que los resultados de Díaz colisionan con el discurso que manejó en las primarias socialistas. "Yo quiero un PSOE ganador", era uno de sus lemas más recurrentes. Sin embargo, Sánchez fue reelegido con más de la mitad de los votos de la militancia. Cuadros del PSOE también recalcan que Díaz ha adelantado la fecha de estas elecciones autonómicas apenas tres meses con el fin de mejorar sus expectativas en Andalucía. Ya lo hizo en las elecciones de 2012, en una maniobra que se interpretó como una manera de evitar un mayor crecimiento de Podemos.

"Yo creo que los compañeros de Andalucía son lo suficientemente responsables e inteligentes para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos. No hay que anticipar nada en un proceso que en principio se presume muy abierto y que tiene que ver en buena medida con la gobernabilidad de Andalucía", ha zanjado Ábalos sobre el futuro de Díaz.

“Algo habremos hecho mal”, ha reconocido Díaz, sin especificar, tras la reunión de la ejecutiva autonómica. En el PSOE muchos consideran que la campaña de Díaz, con marcado acento regional, no ha beneficiado a los intereses de la formación y que ha sido eclipsada por los discursos en clave nacional de otros partidos. “En la izquierda hay un sentimiento español que muchos no quieren escuchar y las veleidades con el independentismo no sientan bien”, arguyen. Sin embargo, consideran precipatda la exigencia de una dimisión por entender no solo que no arreglaría los problemas del partido, sino que los agravaría. "Andalucía ha sido la primera comunidad donde se ha sentido la réplica del terremoto catalán", insisten. "La comunidad ha gitrado a la derecha como lo ha hecho España, que Díaz dimita no resolverá la actual coyuntura política a corto plazo", sostienen.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información