Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así piensa Vox hacer la “reconquista”

El programa electoral de la fuerza de ultraderecha que ha logrado 12 escaños en Andalucía rechaza el Estado autonómico, la ley de violencia de género o el Tribunal Constitucional

En foto, Santiago Abascal (izquierda) y Francisco Serrano celebran los resultados de las elecciones andaluzas. Vídeo: Atlas

Vox ha logrado entrar como un ciclón en el Parlamento de Andalucía con un programa único para toda España, sin un solo punto específico para la región, ya que esta fuerza de ultraderecha rechaza el Estado autonómico que consagra la Constitución y no cree en el sistema electoral que le ha reportado casi 400.000 votos y 12 escaños en el viejo Hospital de las Cinco Llagas (sede del legislativo andaluz, en Sevilla). Con ese programa de 100 puntos, de línea populista y con ecos de Donald Trump (pide un muro "infranqueable" para Ceuta y Melilla), es con el que el candidato de Vox a la presidencia de la Junta, Francisco Serrano, quiere iniciar desde el sur "la reconquista", como dijo anoche durante la celebración de los resultados que han sacudido la política española. Este es el ideario básico de Vox, que el propio partido resume en sus "100 medidas para la España viva" y que condensa en un pasquín de diez líneas maestras de lo que llama "un mismo programa para toda España":

La España que quieren. Vox rechaza el Estado autonómico y lo hace así en el citado resumen ejecutivo: "Unidad de España. Exigiremos el cumplimiento de nuestra Constitución, la suspensión inmediata de la autonomía de Cataluña y el procesamiento de los sublevados en el golpe de Estado separatista". El punto 6 de las 100 medidas no deja lugar a dudas sobre su rechazo a la actual configuración política de España y cómo pretende cambiarla: "Transformar el Estado autonómico en un Estado de derecho unitario que promueva la igualdad y la solidaridad en vez de los privilegios y la división. Un solo Gobierno y un solo Parlamento para toda España. Como paso previo: devolución inmediata al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia limitando en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica". El partido quiere, en paralelo, ejecutar un "plan integral para el conocimiento, difusión y protección de la identidad nacional y de la aportación de España a la civilización y a la historia universal, con especial atención a las gestas y hazañas de nuestros héroes nacionales". En esta línea gruesa, añade que su objetivo es "anteponer las necesidades de España y de los españoles a los intereses de oligarquías, caciques, lobbies u organizaciones supranacionales".

No a la ley de violencia de género. La fuerza ultraderechista aboga por derogar la ley que protege a las mujeres y lo propone con este enunciado: "Derogación de la ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio". En esta línea pretende crear un "Ministerio de Familia" desde el que promulgar "una ley orgánica de protección de la familia natural que la reconozca como institución anterior al Estado".

No a la inmigración. El resumen que hacen es fácil: "Controlar la inmigración en función de las necesidades de la economía nacional y de la capacidad de los que llegan para integrarse y aceptar nuestros valores". Los ultraderechistas abogan por la deportación a sus países de origen de todos los inmigrantes "ilegales" y propone perseguir a las ONG que ayuden a la entrada de irregulares. Pero si el inmigrante entra de forma no reglada en una supuesta España de Vox, quedará "incapacitado de por vida a legalizar su situación y por tanto a recibir cualquier tipo de ayuda de la Administración". El arraigo, además, no lo considera una forma de regular la inmigración, que la formación de Santiago Abascal quiere afrontar así: "La inmigración se afrontará atendiendo a las necesidades de la economía española y a la capacidad de integración del inmigrante. Se establecerán cuotas de origen privilegiando a las nacionalidades que comparten idioma e importantes lazos de amistad y cultura con España".

Programa Vox
Resumen del ideario de Vox, de la web de la formación de ultraderecha.

Eliminación del Senado y el Tribunal Constitucional. Es una de las medidas estrella que presenta para "recortar el despilfarro", aunque cada propuesta es apenas un esbozo grueso. "Fuera autonomías, recortar gastos políticos, cargos a dedo, asesores, coches oficiales, subvenciones a partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales. Cerrar el Senado", dice el resumen ejecutivo. Pero también en el programa general pide la reforma del sistema electoral, con algunos diputados elegidos en un distrito único nacional; eliminar cualquier sistema de cuotas. Incluso propone, dentro de su plan de reforma, la supresión del Tribunal Constitucional, cuyas funciones asumiría la sala sexta del Tribunal Supremo

Educación y Sanidad. "Un solo sistema educativo y sanitario, con los mismos derechos en todo el territorio nacional para garantizar que todos los españoles seamos libres e iguales en derechos y prestaciones públicas". Vox también quiere implantar exámenes al final de cada ciclo normativo de "nivel de conocimiento de la lengua española". En esta línea, defiende una ley de protección de la tauromaquia y otra de la caza. Además, quiere que los padres tengan que dar autorización expresa para que en los colegios se enseñen a los niños "valores éticos, sociales, cívico morales o sexuales".

Impuestos, ¿qué impuestos? O como dice Vox, "impuestos, los mínimos". Propone así bajar el IRPF al tipo único de 21% con los primeros 12.000 euros exentos, más 3.000 por hijo o dependiente, "lo que supondrá un aumento de 250 euros al mes en sueldos y pensiones", justifica. Vox reclama la reducción de impuestos para las empresas, pero también bajar como mínimo el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) para familias con hijos, retirar impuestos para la factura de la luz y suprimir impuestos como el de patrimonio, sucesiones o las plusvalías municipales. Además, también defiende "bajar la cuota de los autónomos".

Lucha contra la corrupción. "Eliminar el indulto, endurecimiento de las penas en el Código Penal para los corruptos, un poder Judicial de ámbito nacional, independiente y profesional", dice el programa, que añade que quiere tipificar el despilfarro público en el Código Penal.

Fundamentalismo islámico. Vox reclama "el cierre de las mezquitas fundamentalistas", la "recuperación del control de nuestras fronteras. Detención y expulsión de los imanes extremistas y reciprocidad religiosa con países islámicos. No a la entrada de Turquía en la UE", resume. Vox quiere también que España participe en "misiones militares de combate contra la amenaza yihadista" y apuesta por la suspensión del espacio Schengen, así como por "levantar un muro infranqueable en Ceuta y Melilla". La formación reclama Gibraltar y "recuperar nuestro peso en Europa y el mundo. El peso que nuestra población, economía e historia merecen, tomando el control de nuestra soberanía en aquello que nos afecta directamente". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información