Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado plantea las andaluzas como una primera vuelta de las elecciones generales

El líder del PP se dirige a los votantes del PSOE: “Apoyar a Díaz es darle un año más a Sánchez en La Moncloa”

El líder del PP, Pablo Casado, este viernes en Almería.

El líder del PP, Pablo Casado, ha admitido este viernes en un acto de campaña en Almería que para él las elecciones andaluzas son una primera vuelta de las generales. "Nos jugamos en Andalucía lo que pueda pasar en España", ha dicho. Si Susana Díaz gana, será "un balón de oxígeno para que Pedro Sánchez esté un año más en La Moncloa, pero si hay cambio, le quedarán dos telediarios", opinó.  Según la propia filosofía del presidente popular, y dada su implicación en la campaña andaluza —45 actos frente a dos de Sánchez—, si el próximo 2 de diciembre el PP obtiene unos malos resultados, también él acusará el desgaste y no solo su candidato a la Junta, Juan Manuel Moreno.

En un acto de campaña con mayores en Almería, Casado planteó los comicios andaluces como una elección entre dos: "O el comunismo de Podemos y Susana Díaz o el PP con quien le quiera apoyar". "Díaz es lo mismo que Sánchez y difícilmente la que no fue capaz de derrotarle internamente va a prevenir Andalucía de los estragos de Sánchez. Difícilmente la que estaba deseando venirse a Madrid podrá hacer algo por Andalucía", añadió refiriéndose a las primarias del PSOE.

El líder del PP insiste en su estrategia de hacer campaña en Andalucía desde el Congreso de los Diputados, denunciando los apoyos de los independentistas en la moción de censura de Sánchez. "Estamos acostumbrados a esas disidencias pactadas en el PSOE, con [Javier] Lambán, [Emiliano García] Page, antes [José] Bono... Dicen que Andalucía es distinto, que de Despeñaperros para abajo son muy patrióticos, pero su supervivencia y sueldo depende de Bildu, Podemos y ERC", declaró. 

Durante su intervención, el líder del PP llegó a dirigirse directamente a "los votantes del PSOE". "Tenemos un Gobierno indigno que depende de los independentistas. Les escupen porque no son fiables ni para ellos. Yo sí censuro ese escupitajo [en alusión al incidente el pasado miércoles en el Congreso] y me pongo al lado de [Josep] Borrell. Estamos abiertos a los socialistas avergonzados por esta indignidad. Los votantes del PSOE no tienen que tener que ver espectáculos como el de ayer". Casado llamó "gentuza" a Gabriel Rufián e "indigno" a Pedro Sánchez por "permitir que escupan a su ministro. Yo jamás hubiera permitido algo parecido a un compañero".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información