Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una protesta violenta de taxistas boicotea un acto de Susana Díaz en Sevilla

"No es de recibo que en un país como el nuestro, un grupo de violentos violente también la democracia y una campaña electoral", ha señalado la presidenta de la Junta

Un grupo de taxistas boicotea el mitin del PSOE en Sevilla.

Una protesta de taxistas ha obligado a suspender el mitin que la candidata socialista a la reelección, Susana Díaz, tenía previsto celebrar a las ocho de la tarde en San Juan de Aznalfarache (Sevilla). Los conductores intentaron entrar de forma violenta en el recinto, bloqueando y aporreando las puertas de entrada, que ya estaba lleno de simpatizantes socialistas. Además, gritaban consignas contra la regulación del sector. Tras los primeros momentos de tensión, el secretario de Organización del PSOE de Sevilla, José Muñoz, comunicó desde el escenario la decisión de cancelar el mitin por “motivos de seguridad”. Los manifestantes han amenazado con tratar de boicotear el acto conjunto del presidente del Gobierno y la de la Junta del próximo martes en Marbella.

"No es de recibo que en un país como el nuestro, un grupo de violentos violente también la democracia y una campaña electoral, que es el espacio legítimo para defender legítimamente las ideas que uno representa, y quiere compartir", ha dicho Díaz, tras la cancelación del acto. La presidenta de la Junta ha afirmado que lo que ha primado a la hora de decidir suspender el acto ha sido la seguridad de las personas congregadas.  "¿Que para defender una reivindicación se ponga en peligro la seguridad de las personas? Eso no tiene nombre. Este grupo de violentos no representa al conjunto del sector del taxi y espero que la condena sea unánime y no vuelva a pasar más y que se depuren responsabilidades de quienes han sido los causantes de estos hechos", ha dicho. La candidata socialista ha confirmado que su partido tomará medidas legales contra los impulsores del escrache. "Espero que todos tomemos nota y que veamos el camino y la deriva a la que se lleva cuando se genera tantísimo odio".

El candidato del PP, Juan Manuel Moreno, se sumó a la condena de Díaz a través de un tuit: "En un Estado democrático, la reivindicación legítima de los derechos laborales no puede nunca impedir la libre expresión de los demás".

Los taxistas de Sevilla están llevando a cabo huelgas encubiertas estas últimas semanas como medida de presión para que el Ayuntamiento de la ciudad y la Junta de Andalucía establezcan regulaciones más restrictivas para los vehículos de alquiler con conductor (VTC) que operan desde las plataformas Uber y Cabify. Ayer mismo, cientos de taxis, muchos llegados de Córdoba, Málaga y Madrid colapsaron el centro de la capital andaluza a golpe de claxon.

Estas manifestaciones están impulsadas por Élite Taxi Sevilla, que en principio no tenía previsto convocar más manifestaciones hasta el 10 de diciembre, una vez pasado el período electoral. “Me estoy enterando por usted”, ha señalado el secretario de esa asociación, Jesús Martín Carballo, en respuesta a una llamada de este diario. “Nosotros no tenemos nada que ver y no voy a pronunciarme sobre si este tipo de protesta es correcta porque yo no la he organizado”. Martín, secretario de Foto Taxi Libre, una asociación minoritaria y que ha sufrido el acoso de otras agrupaciones del sector, y que apoyaba las movilizaciones de Élite Taxi, tampoco tenía constancia de lo sucedido, pero sí es más crítico: “Nosotros estamos por la vía del diálogo y no podemos entender que se suspenda un acto electoral, porque todo el mundo tiene derecho a expresarse y a escuchar a quien quiera”.

El gremio del taxi ha estado presente en esta campaña. El pasado lunes, coincidiendo con el primer debate televisivo, los taxistas se concentraron a las puertas de la sede de Canal Sur haciendo sonar sus cláxones cuando los candidatos entraban. Ese día también habían convocado una huelga. Durante la retransmisión, la cabeza de lista de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, hizo mención a sus reivindicaciones y al día siguiente acudió a una concentración para escuchar y solidarizarse con sus reclamaciones.

El 25 de septiembre, Uber empezó a prestar servicios en Sevilla en un clima de enfrentamiento entre los taxistas con los conductores de vehículos de transporte con conductor (VTC) que trabajan para empresas como Cabify. La tensión estalló en la pasada Feria de Abril cuando aparecieron quemados nueve vehículos de esta compañía, que estaban aparcados en las afueras de la capital andaluza y preparados para prestar servicios en unas fechas de muchos desplazamientos. Actualmente, un juzgado sevillano mantiene abierta una investigación contra la cúpula de la principal agrupación de taxistas sevillana por acoso, violencias y amenazas no solo a conductores de VTC, sino a otros taxistas, en lo que se ha calificado como un comportamiento mafioso. Desde el gremio, por su parte, se acusa a los titulares de licencias de intrusismo y de incumplir la ley, falseando los datos en la aplicación para que parezca que están más cerca de otros puntos o recogiendo a clientes en la calle en lugar de limitarse a trayectos concertados.

Uber también ha comenzado a operar en Córdoba el 3 de octubre, ante la oposición del Ayuntamiento gobernado por PSOE con apoyo de IU.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información