Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos exige acordar cuatro vocales en la renovación del CGPJ

El partido de Iglesias reclama que el reparto sea proporcional a los escaños

podemos
Pablo Iglesias, en un acto de Podemos.

Las negociaciones para renovar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial definirán el tipo de relación entre el PSOE y Podemos. El socio principal del partido en el Gobierno exige consensuar tres o cuatro de los nombres de los futuros miembros del órgano de gobierno de los jueces. Lo contrario sentaría un precedente que afectaría a la confianza entre los dos partidos, advierten desde su dirección. El plazo para proponer a los 20 vocales, que luego elegirán al presidente del órgano, finaliza este lunes a las ocho de la tarde.

Podemos y sus confluencias consideran que el PSOE no puede negociar la renovación del Consejo tan solo con el PP como en los tiempos del bipartidismo. El reparto de los representantes progresistas que reclaman en el órgano colegiado sería proporcional a los escaños de los socialistas (84) y del partido de Pablo Iglesias y sus confluencias (71) en el Parlamento. Ciudadanos ha decidido no formar parte de las negociaciones por su oposición al modelo de elección de los integrantes del Consejo. Los vocales son elegidos por las Cortes y requieren una mayoría cualificada de tres quintos de las Cámaras. Son nombrados por un período de cinco años. No pueden ser reelegidos en el Consejo siguiente.

Podemos considera que el PSOE debe tener “muy en cuenta” su opinión en la remodelación del órgano colegiado. Una de las grandes preocupaciones de Podemos es no quedar reducido a una versión moderna de IU con un PSOE hegemónico en la izquierda. Esto es, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no recurra a su apoyo tan solo cuando le resulte estrictamente necesario.

Los perfiles de los nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial acordados entre PSOE y Podemos deberían corresponder a las inquietudes de la sociedad actual. De esta forma, debería haber expertos en violencia de género, en delitos medioambientales o en la lucha contra la corrupción, comparten en las direcciones de ambos partidos. Con independencia de esta premisa, una de las preferencias de Podemos es la jueza Victoria Rosell, exdiputada suya, para la última reorganización del Consejo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información