Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La flota rusa vuelve a Ceuta tres años después

Las escalas de avituallamiento se suspendieron en 2016 por la guerra de Siria

El crucero lanzamisiles Marshal Ustinov, el pasado 30 de julio, navega por el  norte de Rusia.
El crucero lanzamisiles Marshal Ustinov, el pasado 30 de julio, navega por el norte de Rusia. Getty Images

Tres años después de que se suspendieran las escalas, por su polémica intervención en la guerra de Siria, los buques rusos han regresado a Ceuta. El puerto de la plaza norteafricana alberga desde este viernes y hasta el lunes a tres buques de la Armada rusa (el crucero antimisiles Marshal Ustinov, el remolcador SB-406 y el petrolero Dubna, con 700 tripulantes en total). La visita se produce solo tres días después de que, el pasado martes, visitara Madrid el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

La Autoridad Portuaria de Ceuta se ha felicitado de la reanudación de este tipo de visitas, que sirven para el avituallamiento de los buques y el descanso de las tripulaciones y serán especialmente “fructíferas para los establecimientos comerciales de la ciudad”.

El Marshal Ustibov, el más importante de los tres buques, entró en servicio en 1986, tiene 186 metros de eslora y 20,8 de manga y pertenece a la Flota Rusa del Norte. Tiene su base en Severomorsk, en el mar de Barents, de donde salió el 5 de julio. Su última escala, el pasado día 20, fue en el puerto chipriota de Limasol, según la agencia rusa RT.

Entre 2010 y 2016, la ciudad autónoma recibió 60 escalas de buques rusos, con más de 10.000 tripulantes, que dejaron en la ciudad unos 4,5 millones de euros, según datos de la Autoridad Portuaria de Ceuta. El Gobierno la eligió para prestar este tipo de apoyos por varias razones; entre otras, porque las dos plazas norteafricanas no están cubiertas por el paraguas defensivo de la OTAN.

En octubre de 2016, en medio de una fuerte polémica y duras críticas de aliados como Reino Unido, el Gobierno español pidió al ruso que retirase la petición de escala, ya autorizada, para que el grupo aeronaval encabezado por el portaviones Almirante Kuznetsov se avituallase en Ceuta camino del Mediterráneo oriental, donde iba a apoyar la ofensiva de las tropas sirias de Al Asad contra la ciudad de Alepo. Desde entonces no habían vuelto a producirse más escalas. Hasta este viernes.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información