Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres tripulantes de un barco de recreo caen al agua tras chocar con un ferri en Gran Canaria

El ferry rápido Alborán cubría la ruta entre la capital grancanaria y Santa Cruz de Tenerife

Las Palmas de Gran Canaria
El ferry 'Alborán', en el dique Nelson Mandela, a donde regresó tras colisionar con una embarcación de recreo.
El ferry 'Alborán', en el dique Nelson Mandela, a donde regresó tras colisionar con una embarcación de recreo. EFE

Tres personas han sido rescatadas este jueves en aguas cercanas a la isla de Gran Canaria tras caer al mar después de que el ferri rápido Alborán de la naviera Armas, que cubría la ruta entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, chocara contra otra embarcación de recreo. Las tres personas han sufrido heridas leves a causa del accidente, ocurrido a unos nueve kilómetros de Bañaderos, en el norte de la isla.

Los hechos se registran pasadas las 16.30, cuando se oyó un fuerte impacto en el barco y tres de los tripulantes de la nave de recreo salieron despedidos al agua. Salvamento Marítimo desplazó al lugar a un helicóptero de rescate, el Helimer 202, y una embarcación para rescatar a las que fueron derivadas al hospital Doctor Negrín de la capital grancanaria, donde un hombre de 40 años fue atendido con una lesión de carácter leve en una rodilla. 

El ferri, un catamarán de alta velocidad, llevaba en esos momentos a bordo 129 pasajeros y 21 tripulantes, ninguno de los cuales ha sufrido daños en la colisión. El buque de Armas volvió al muelle Nelson Mandela del puerto de La Luz de la capital grancanaria y una de las pasajeras fue atendida por una crisis de ansiedad. El barco de recreo había zarpado desde el muelle de Taliarte e impactó contra el ferri por causas que aún se desconocen.

No está claro cómo se produjo el accidente. De hecho, Salvamento Marítimo —que en su cuenta de Twitter habla de una "colisión" de una embarcación de recreo con el ferri de Armas ha indicado que, en un principio, la tripulación del Alborán creía haber chocado con un contenedor. 

Sin embargo, el capitán del ferri asegura que él vio en el agua restos flotando cuando ya no tenía capacidad de maniobrar (este tipo de catamaranes desarrollan en ruta hasta 38 nudos, es decir, 70 kilómetro por metro cuadrado), que los pasó por encima y que fue después cuando sintió un golpe en el casco y vio a los náufragos, ha apuntado a Efe un portavoz de Armas.

Un camionero que viajaba a bordo del Alborán, Bartolomé Melián, ha relatado que los pasajeros sintieron un golpe y se asomaron al mar para comprobar qué había ocurrido. Este camionero asegura que él vio un pequeño catamarán (la embarcación de recreo) y un contenedor flotando, con una persona encima.

El remolcado de la embarcación no podrá comenzar hasta este viernes, cuando ya de nuevo con la luz del día se evaluará la situación, según ha informado Salvamento Marítimo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información