Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidos Podemos intensifica su ofensiva contra la Monarquía

El grupo confederal pretende agotar todas las vías legales para que se investigue al rey emérito

Unidos Podemos incrementa su batalla contra la Monarquía para amplificar su objetivo de sacar a la palestra pública el debate sobre el modelo de Estado. La ofensiva va más allá de la retórica que empezó el pasado mes de julio cuando Alberto Garzón (IU) impulsó una comisión en el Congreso que investigara las finanzas del rey emérito. Ahora esa iniciativa se ha repetido en el Congreso junto a las reprobaciones en cadena del rey Felipe VI y la petición de abolición de la Monarquía.

Alberto Garzón, líder de IU, interviene en el Congreso con la bancada vacía del PP.
Alberto Garzón, líder de IU, interviene en el Congreso con la bancada vacía del PP.

La batalla se da en el Parlamento, pero también en los Ayuntamientos y en las comunidades autónomas donde Unidos Podemos tiene representación. Todo empezó el pasado mes de julio cuando el líder de IU, Alberto Garzón, consiguió el apoyo de sus compañeros y convencieron al PDeCAT, Compromís, ERC y EH Bildu. La suma de todos ellos resultó en que 90 diputados estamparon su firma para exigir una comisión de investigación sobre las finanzas del anterior jefe de Estado; 20 más de las necesarias.

“Creo que los ciudadanos de este país se merecen saber si el rey emérito es o no un defraudador, si tenía testaferros y si tiene cuentas en Suiza compartiendo testaferros con la trama Gürtel”, aseguró Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso. La diputada se refería a la publicación de unas grabaciones del comisario jubilado José Villarejo, ahora en prisión, en las que se escucha a Corinna Larsen, examiga del anterior monarca, acusándole de prácticas económicas susceptibles de delito, que el juez archivó por falta de pruebas.

La comisión llegó al Parlamento en septiembre y fue rechazada en la Mesa con los votos del PP, el PSOE y Ciudadanos. Un mes después, el grupo confederal, con el apoyo de Joan Tardà de ERC, ha vuelto a presentarla con una acotación de las fechas de la investigación: la comisión tendría que empezar a trabajar a partir de la abdicación en 2014 de Juan Carlos I. Un nuevo intento de saltarse el veto parlamentario.

Los solicitantes entendían que ya había culminado su etapa de inviolabilidad y pasaba simplemente a ser una persona aforada. Pero el pasado martes volvió a repetirse el resultado con el voto en contra del PP, PSOE y Ciudadanos. El criterio de los letrados del Congreso avaló esta negativa de los tres grupos a investigar al rey emérito.

Los servicios jurídicos del Congreso se han pronunciado en una extensa nota, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, en la que observan que el cambio de fechas no varía la situación. Consideran que la nueva investigación que se pretende se remonta a cuando el padre del actual Rey era inviolable. De acuerdo con el artículo 56.3 de la Constitución la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad, “prerrogativas que son absolutas, abarcan la totalidad del período en el que se ejerce la Jefatura del Estado y tienen efectos jurídicos permanentes”, señala el texto.

“Siendo así que se ha de tener en cuenta que la solicitud [de Unidos Podemos] se refiere a cuestiones que, aun cuando hayan podido tener proyección en una etapa anterior, se corresponde, sin solución de continuidad, con el período de tiempo en el que su Majestad Don Juan Carlos era Jefe del Estado”, continúa el escrito de los expertos.

Desde esta perspectiva consideran los letrados que “pretender una investigación vendría a vaciar de contenido las prerrogativas constitucionales del Jefe del Estado que despliegan sus efectos de forma permanente”. Por tanto, concluyen: “Si se entendiese que el objeto de la comisión de investigación incide en estas cuestiones procedería su inadmisión a trámite”.

Por todas las vías

Unidos Podemos va a continuar en el intento y pretende agotar todas las vías legales para conseguirlo. “No podemos entender que impidan una comisión de investigación a partir del momento en el que Juan Carlos I pasó a ser rey emérito y no tenía ninguna inviolabilidad”, aseguró Pablo Iglesias, líder de Podemos, en el Congreso la semana pasada. “El anterior jefe del Estado ha podido cometer algún delito grave, ¿cuál es el problema para que el Parlamento pueda investigarlo? Que el PP y Ciudadanos protejan la corrupción es habitual, pero no entendemos la postura que ha tomado el PSOE”.

Ante este nuevo bloqueo, Garzón anunció este sábado que su formación presentará mociones en los más de 1.000 ayuntamientos en los que tiene presencia institucional para “reprobar a la Corona y exigir la celebración de un referéndum entre monarquía y república, así como apoyar que se haga efectiva la derogación del delito de injurias a la Corona y que se investiguen los presuntos pufos fiscales de Juan Carlos de Borbón”.

El dilema del PSOE con sus socios

El PSOE se prepara para erigirse en dique de contención, con el PP y Ciudadanos, frente a la ofensiva antimonárquica de los partidos que le sostienen en el Gobierno. Y así continuará. No evitó la tramitación de una iniciativa que defendió Alberto Garzón, para despenalizar las injurias a la Corona, pero a través de enmiendas se verá su manto protector.

Su voto irá siempre en contra de las pretensiones de Unidos Podemos y de ERC de investigar a Juan Carlos I y de reprobar al actual por su actuación en Cataluña. No ha dudado en llevar al Tribunal Constitucional la reprobación del Parlamento de Cataluña aunque el Consejo de Estado no ve asidero jurídico. “Es el resquicio diferenciador de Podemos con el PSOE que tiene aceptación en parte de nuestro electorado aunque no sabemos cuánto”, señalan fuentes parlamentarias socialistas. Para el grupo popular, la ofensiva contra la Monarquía es tan grave como la crisis secesionista de Cataluña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información