Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas se estrena como ‘candidata’ contra Susana Díaz: “Andalucía no es su cortijo privado”

La líder de Ciudadanos en Cataluña avisa en Jerez a la presidenta andaluza de su presencia en la campaña

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante su intervención en Cádiz. En vídeo, PP y Ciudadanos se baten contra el Gobierno en Andalucía.

La ciudad gaditana de Jerez de la Frontera es la que la vio nacer, pero Inés Arrimadas no solo ha cerrado con su discurso el consejo general de Ciudadanos este domingo en Jerez por esa coincidencia. A nadie escapa que la líder de la oposición en Cataluña es una de las armas políticas principales del partido para las elecciones del próximo 2 de diciembre. Arrimadas se ha estrenado hoy como candidata en la sombra con apelaciones directas contra Susana Díaz, a la que acusa de creer que Andalucía es su "cortijo privado". "Andalucía no es del PSOE ni de Susana Díaz. Es de ocho millones y medio de andaluces y andaluzas", ha avisado Arrimadas, antes de advertir a la presidenta andaluza de que la tendrá muy presente en la carrera hacia las urnas: "Los que también somos andaluces también vamos a participar en esta campaña".

Ciudadanos desea repetir su éxito electoral en Cataluña, donde ganó las elecciones en diciembre del año pasado, ahora en la comunidad más poblada de España. Para ello el partido cuenta con la mujer que logró ese hito contra el nacionalismo catalán, que además de catalana se siente andaluza porque nació y vivió hasta los 25 años en Cádiz.  Arrimadas ha reivindicado este domingo sus raíces y que toda su familia sigue viviendo en esa tierra para recordar a todos aquellos que, como ella, emigraron de Andalucía. "Susana Díaz habla del acento andaluz", ha afirmado, pero "hay ocho millones de acentos andaluces. Es también el acento de quienes no han votado nunca al PSOE, de los que han votado al PSOE, de los andaluces que nos hemos ido de Andalucía, y de los que querrán volver". "No confunda usted el acento andaluz con el del PSOE. Son dos cosas muy diferentes", ha censurado a Díaz.

Sostiene Arrimadas que percibe en Andalucía la "opción de cambio" que sentía en Cataluña en la campaña de las elecciones que ganó, y ese cambio lo representará Ciudadanos porque el PP "sale a perder", ya que está invadido, defiende, por la resignación y el inmovilismo. A los populares también se ha dirigido el candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, Juan Marín, para criticar que "han perdido el norte" y que nunca han creído en los andaluces, en la capacidad y el mérito de esa tierra. Con esas palabras se refería veladamente al traspié con el que ha empezado el PP la precampaña: la frase de la exministra popular Isabel García Tejerina, que aseguró generando una gran polémica que un niño andaluz de diez años sabe lo que uno de ocho de Castilla y León. Ni la líder catalana de Ciudadanos ni el candidato a la Junta han mencionado por su parte a Podemos, el cuarto rival en liza en estos comicios.

No se ha ocupado Arrimadas de cargar contra los vínculos del PSOE de Pedro Sánchez con los independentistas catalanes —una de las líneas argumentales de desgaste de Ciudadanos contra Susana Díaz— sino el secretario general, José Manuel Villegas. El argumento es que PP y PSOE han sido siempre "chantajeados" por los nacionalistas. En estas elecciones hay que dejar atrás la etapa del bipartidismo, ha defendido Villegas, en la que "los nacionalistas deciden hipotecando el futuro de todos los españoles".

El “tsunami de cambio y regeneración” para Andalucía, reiterado por Juan Marín en su discurso, ha arrancado en una exclusiva urbanización de Jerez, Montecastillo. Allí, en un hotel con campo de golf cercano al circuito de velocidad de Jerez, rodeado de chalés y adosados de lujo y con acceso de seguridad restringido, Ciudadanos ha dado el pistoletazo de salida oficioso a su campaña andaluza. Nada de ambiente militante, ni de curiosos, más allá de los extranjeros alojados en el hotel que iban y venían con sus carritos de golf. “Es un encuentro de consejeros, no acto con militantes”, argumentaban fuentes de la organización. Pero también en eso la cita ha estado algo descafeinada. En la sala de convenciones había muchos asientos vacíos: de los 150 consejeros convocados al encuentro, han asistido 120, según explicaban desde Ciudadanos. “Jerez está lejos y no es fácil llegar hasta aquí”, reconocía un consejero de Asturias que, pese a todo, es uno de los que ha venido con su equipo al completo (integrado por seis consejeros).

Ni una referencia ha habido en los discursos de Villegas, Marín y Arrimadas al conflicto que marcó la convocatoria de una reunión en Jerez en la que se pretendía hacer una demostración de músculo en la tierra de nacimiento de la tercera. Pocos días antes de su inicio, los cinco integrantes de la junta directiva de Ciudadanos en Jerez —ninguno, concejal en el Ayuntamiento— dimitieron por su disconformidad en la elaboración de las listas a las andaluzas. Hoy, desde el partido daban la crisis por superada y ni se ha hablado de la crisis interna. De hecho, en el partido naranja han querido atajar el contratiempo con rapidez. El pasado jueves, tan solo un día después de la dimisión, el partido suspendió de militancia a los díscolos. También se ha creado una gestora capitaneada por Jesús Figueroa que tendrá seis meses para restaurar el orden en Ciudadanos Jerez, aunque se espera que no agote el plazo.

Ciudadanos lleva al programa que no investirá a Díaz

E. G. DE BLAS

El consejo general de Ciudadanos (su máximo órgano entre congresos), reunido este domingo en Cádiz, ha aprobado el programa electoral del partido para las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. En el avance que la formación ha distribuido a los periodistas destaca el compromiso de que Ciudadanos no apoyará una investidura de Susana Díaz. "Los votos de Ciudadanos no servirán para apoyar al PSOE ni por activa ni por pasiva", dice textualmente el programa.

El candidato, Juan Marín, y el líder del partido, Albert Rivera, ya se han comprometido en público a no investir a la candidata del PSOE si ella ganara las elecciones, pero el partido da un paso más en esa promesa al llevarla a su programa electoral.

El programa propone por otra parte la puesta en marcha de una auditoría "con dos objetivos: que los andaluces sepamos cuánto dinero público se ha ido por el agujero negro de la corrupción y, por otro lado, eliminar duplicidades, chiringuitos y redes clientelares, e invertirlo en educación, sanidad y fomentar el empleo". Eliminar los aforamientos a los políticos es otra de las propuestas en el ámbito de la regeneración.

En materia impositiva, Ciudadanos plantea la bajada de un 1,5% en el IRPF y "reducir" (no suprimir) el impuesto de patrimonio, así como crear una tarifa plana de 50 euros para todos los autónomos que no lleguen al salario mínimo interprofesional.

Un plan de choque contra el abandono escolar, universalizar la educación de 0 a 3 años y su gratuidad para las familias con menor renta son otras de las medidas sociales, junto a la reducción de la lista de espera por dependencia. Ciudadanos quiere aprobar también una ley de garantía de acceso a los suministros básicos para reducir la pobreza energética.

Elevar la inversión en Ciencia a la media nacional y celebrar en 2022 el Centenario del primer Festival de Flamenco de la historia son otras de las ideas que plantea Ciudadanos, que hace hincapié en su programa en la "unión de los españoles" y la solidaridad interterritorial y rechaza los "privilegios de los nacionalistas". Su propuesta sobre el debate territorial es que Andalucía sea "la punta de lanza que consolide un nuevo proyecto nacional que vuelva a unir a todos los españoles en torno a los valores de igualdad, unión y solidaridad que el PSOE es incapaz de defender en toda España".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >