Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caminero acepta cuatro meses de cárcel en su juicio por blanqueo de capitales

El exfutbolista admite que formó parte de una trama dedicada al blanqueo de capital procedente del narcotráfico

José Luis Pérez Caminero, primero de la segunda fila, esta mañana en la Audiencia de Madrid.

El exfutbolista José Luis Pérez Caminero ha admitido este lunes que formó parte de una trama dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico y, tras llegar a un acuerdo de conformidad con la fiscalía, ha aceptado cuatro meses de prisión y el pago de una multa de 17.237 euros.

En un principio, el fiscal pedía una pena de cuatro años de prisión por la comisión de un delito de blanqueo de capitales, pero ha modificado la pena y la ha rebajado tres años y ocho meses por las dilaciones indebidas del caso, dado que los hechos se produjeron hace casi 10 años, y al aplicar el subtipo de imprudente al delito de blanqueo, es decir, que supuestamente no conocía que el origen del dinero era ilícito.

Una vez conocido el acuerdo, el abogado de Caminero también ha acordado con el Ministerio Fiscal la suspensión de la pena de prisión para el exfutbolista y exdirectivo del Atlético de Madrid por una multa diaria de 10 euros durante ocho meses, es decir, los 2.400 euros. También se le ha impuesto una multa de 17.237 euros en concepto de indemnización, y el decomiso del dinero que le intervenido. En el momento de su arresto, en la glorieta madrileña de Rubén Darío, el exdeportista transportaba 58.000 euros en billetes de 500.

Caminero, actual director deportivo del Málaga CF, ha sido juzgado junto a otras 14 personas en la Audiencia Provincial de Madrid. Fue detenido en 2009 junto a otras 30 personas en una operación en la que se desarticuló tres grupos organizados y conectados que se dedicaban presuntamente al tráfico de drogas. Los agentes se incautaron en total de 1.854.550 euros. El fiscal colocaba a Caminero entre los colaboradores que ayudaban a la red "en el transporte y/o canje de los billetes" obtenidos de manera ilícita.

Caminero debutó en Primera División en 1989 con el Real Valladolid. En 1993, fichó por el Atlético, donde vivió sus mejores años como futbolista. En la temporada 95-96 se proclamó campeón de Liga y la Copa del Rey con el conjunto rojiblanco y fue considerado el mejor jugador de fútbol español del momento. En 1998 volvió al Real Valladolid donde jugó seis temporadas más. Posteriormente ocupó el cargo de director deportivo hasta mayo de 2008. En mayo de 2011 fue fichado como director técnico del Atlético de Madrid.

El resto de los juzgados son Eduardo Hernández, Jorge Bailón, Francisco Díaz, José Antonio Trimiño, Jesús Miguel Rodríguez, José Luis López, Enrique Galindo, Juan José Núñez, Carlos Juan Pérez, Luis Óscar Martínez, Alfonso Mora, Juan Carlos García, Juan Miguel Cuesta y Ricardo Mora. La fiscalía atribuye a todos ellos la comisión de un delito de blanqueo de capital y solicita una pena de seis años de prisión para los tres primeros y de cuatro años de prisión para el resto. 

Para los presuntos cabecillas, la pena se ha quedado en 18 meses, que ha sido sustituida por multas de diferentes cuantías. De igual modo, otros abogados defensores han pedido la sustitución de la pena de cárcel por multa o trabajos en beneficio de la comunidad, que han sido aceptadas por el tribunal. Muchos de los abogados han alegado que sus clientes son insolventes, por lo que han reclamado trabajos en beneficio de la comunidad.

Según el fiscal, Eduardo Hernández, a lo largo del año 2008 y hasta mayo de 2009, regentaba una joyería en el popular distrito de Usera de Madrid. El procesado utilizaba dicho local como centro de recepción del dinero que dos organizaciones delictivas, una colombiana y otra mejicana, obtenían del tráfico de cocaína.

El modus operandi, según el fiscal, era el siguiente: el dinero era entregado en la joyería en billetes de cinco, 10, 20 y 50 euros, posteriormente era retirado del establecimiento y canjeado en distintos lugares por otros de 100, 200 y 500. Una vez canjeado, el dinero era transportado al extranjero, principalmente Colombia y a México. Para llevar a cabo estas operaciones, Hernández se valía del resto de los acusados en el procedimiento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información