Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tardà propone un referéndum para optar entre un nuevo Estatuto o la independencia

ERC solo defiende la separación de España pero la inclusión en la consulta de más autonomía puede conducir a una solución

El portavoz de ERC Joan Tardá, durante una intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados.
El portavoz de ERC Joan Tardá, durante una intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados. EFE

Un nuevo estatuto o independencia. Son las opciones que pueden plantearse en un referéndum sobre Cataluña en el que se sentirían representados millones de catalanes. Esta es la reflexión que  el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà. El diputado proclama que su opción y la de su fuerza política es la independencia, exclusivamente. No descarta, sin embargo, que para algunos independentistas un nuevo estatuto también podría ser aceptable. Pero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendría que aceptar la convocatoria del referéndum.

No hay dudas en ERC sobre cuál debe ser el devenir de Cataluña. La independencia. Esa es su opción desde que nació y nunca renunciarán a la misma. Tardà ha recalcado esta declaración de principios al considerar que no se han interpretado o trasladado adecuadamente sus declaraciones a catalunyaplural.cat. En su entorno lamentan que se ha podido entender que Tardà apuesta o defiende la elaboración de un nuevo estatuto de autonomía. Pero esa no es su opción, según han señalado a EL PAÍS fuentes cercanas al político de forma autorizada. “ERC y Joan Tardà conciben la celebración de un referéndum en el que se opte entre la independencia y, en su caso, un nuevo estatuto. Pero su propuesta siempre será la independencia”, han declarado a este periódico. “Lo principal es que haya un referéndum para que todos los catalanes puedan manifestarse en igualdad de condiciones”, han añadido.

Según fuentes de Esquerra, con la disyuntiva entre un nuevo estatuto y la independencia puede salirse del callejón sin salida que ahora existe ante la negativa absoluta del Gobierno de permitir que se celebre un referéndum en el que solo pudiera preguntarse por independencia sí o no. Esta aportación de Tardà va en consonancia con su tesis de que no hay solución si no se cuenta con todos los catalanes. “Es estúpido quien crea que puede haber arreglo sin contar con la mitad de los catalanes que no son independentistas”, señaló Tardà el pasado mes de septiembre en el Congreso de los Diputados. La frase completa fue la de considerar igualmente estúpido considerar que podía haber solución sin contar con la otra mitad independentista. “No hay más solución que un referéndum entre una autonomía reformada y la república”, sostienen sus portavoces. Es más, si se ofrece “un buen estatuto de autonomía de carácter confederal es posible que muchos independentistas lo votasen”, declaró el portavoz de ERC al medio digital catalán. Así es, confirman sus portavoces, pero no es en absoluto lo que Tardà defenderá.

Este referéndum que defiende el portavoz republicano en el Congreso, con un carácter inclusivo para dar satisfacción a muchos catalanes, no es exactamente lo que defiende el Gobierno que preside Pedro Sánchez. Cuando el presidente socialista señaló que tarde o temprano el problema se resolverá votando dio alas a los independentistas para que pensaran que había empezado la rectificación de los socialistas. Pero los pasos que propone el PSOE no se salen de la legislación vigente.

Primero, reforma del estatuto de autonomía para ahondar en el autogobierno y, tras el mismo, referéndum obligatorio de todos los catalanes porque así está descrito en la propia legislación autonómica. Pero en esa consulta que proponen los socialistas solo cabe votar la reforma autonómica no la disyuntiva entre más autonomía o república.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >