Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los narcos de La Línea buscan al delator de Instagram

Han ofrecido una recompensa por un nombre y prometen un escarmiento

La venganza ha roto el statu quo en la oscura y opulenta casa del narco del Campo de Gibraltar. Alguien de su círculo cercano les ha traicionado. El pasado jueves un perfil anónimo aireó en Instagram sus rostros, juergas, amantes e infidelidades. Ahora, con su vida de excesos al descubierto, los afectados buscan al delator. Rastrean a sus seguidores en redes sociales. Han ofrecido dinero por un nombre y prometen un escarmiento. “Como lo pillen, él y su familia se tendrán que ir de La Línea”, reconoce un guardia civil de la zona.

FOTO: Imagen difundida en Instagram. / VÍDEO: La Línea de la Concepción, a la sombra del narco.

“Están encabronados. Siempre se ha sabido su vida y sus amantes, pero ahora todo es vox populi”, explica el mismo agente. Circulan como pantallazos, de móvil a móvil. Son fotografías de los narcos de fiesta, a bordo de lujosos coches y acompañados de prostitutas. En total, desde la noche del miércoles y hasta la mañana del pasado viernes -cuando el perfil fue desactivado-, el usuario publicó más de 20 fotos y diversas stories (pequeños vídeos que desaparecen a las 24 horas) de Instagram, en las que hacía públicos rostros de supuestos narcos y de mujeres, junto con textos ofensivos y machistas.

“El patriarca y sus mujeres. Deja a su mujer e hijos en casa y se va con su amante, la cual está embarazada. Aprovecha el embarazo y se va a celebrarlo con la tercera del combo a Ibiza”, reza uno de los textos que acompaña la foto de un viejo conocido de la policía que participó en el secuestro del hospital de La Línea el pasado mes de febrero. “Esas que salen en las fotos son sus queridas, no sus mujeres. Les han puesto cara a las que van de fiesta con ellos. Las esposas lo sabían todo, pero ahora también se conoce públicamente”, afirma el guardia civil.

El origen de la cuenta de Instagram que ha hecho públicas las fotografías está en una fiesta que les ha salido bien cara a los narcos, según los investigadores. Uno de los máximos responsables del poderoso clan de Los Castañas -formado por los hermanos Tejón- publicó una foto de una fiesta en Ibiza "acompañado de dos de sus lugartenientes (sic)". “Se fueron a la isla sin avisar al resto de la organización y debiendo entre 300.000 y 500.000 euros a mucha gente”, reconoce el guardia civil. Alguien tomó la ostentación como una afrenta en una organización en la que ahora impera “el desorden”, insiste. No siempre fue así. Antes, los hermanos Antonio y Francisco Tejón “lo primero que hacían era pagar” cada alijo, confirma.

Uno de los ofendidos por la imagen “se puso en contacto con un experto en redes sociales y este empezó a rebuscar en sus perfiles y sacar capturas”, añade el agente. En su sondeo de fuentes cercanas a los narcos, la Guardia Civil también sospecha que puede estar implicada una tercera persona que aportó los pies de foto, plagados de insultos y faltas de ortografía: “El que lo ha hecho es uno de ellos porque tiene los perfiles de todos y sabía los detalles. Estaba muy metido en la organización”, mantiene el mismo agente.

Abundante información

Esta es la hipótesis que los narcos también barajan. Desde la filtración, indagan entre sus seguidores de Instagram y los tres principales afectados han ofrecido dinero a quien les dé pistas sobre el delator o los delatores. Tienen claro que el escarnio a las mujeres en ese perfil de la red social es una afrenta que hay que saldar. Si aparece un nombre, puede que acabe en “una paliza por encargo o en un veto por chivato, pero de aquí se tendrá que ir”, reconoce el guardia civil consultado. Difícilmente llegarán más lejos. “Esta gente no son asesinos”, admite otra fuente cercana.

Lo único cierto es que, aunque las personas que aparecen en las imágenes divulgadas por las redes sociales no tengan en mente denunciar lo ocurrido ante la policía, la traición puede salirles mucho más cara que una afrenta a su honor. “El perfil ha aportado abundante información para las investigaciones que están abiertas desde hace tiempo”, explica el agente. Y todos ellos lo saben, recalca: “Están asustados, porque la costumbre que tienen de contar su vida en Facebook e Instagram ha provocado que ahora estén más que identificados”.

Las orgías protagonizadas por el clan de Los Castañas

Aunque ahora haya sido un perfil de Instagram el que ha desvelado buena parte de las fiestas y excesos protagonizados por los narcos del Campo de Gibraltar, no es la primera vez que quedan al descubierto las intimidades de la vida que llevan los traficantes. En uno de los numerosos registros policiales que se han llevado a cabo en los últimos meses en una de las propiedades de los reyes del hachís, Los Castañas, los agentes dieron con lo que pensaban que era un simple chalé en la pedanía de Los Barrios. Cuando los investigadores entraron en la vivienda la sorpresa fue máxima. Descubrieron que se trataba de una especie de casa de citas preparada para celebrar “todo tipo de orgías”, como recuerda un guardia civil de la zona. Es un indicador más de la vida de lujo y ostentación de la que gusta hacer gala a Los Castañas y por la que, paradójicamente, suelen acabar detenidos. Por eso, en estos momentos, la difusión de las imágenes en la red social ha causado preocupación en el entorno de los delincuentes afectados, ya que se trata de unas fotografías que dan a los agentes valiosa información en el marco de las investigaciones en marcha.