Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más radares y menos velocidad contra el aumento de las muertes en carretera: 259 este verano

Julio y agosto registran un incremento del 15%, las peores cifras en esos meses desde 2012

Los bomberos trabajan junto a un vehículo tras un accidente. En vídeo, declaraciones del director de la DGT.

La siniestralidad en las carreteras mantiene su línea ascendente de los dos últimos años. El balance del verano eleva a 259 las muertes, 34 más que en el mismo periodo del año anterior, en un total de 236 accidentes. La mayor parte de las víctimas (76%) se produjeron en carreteras convencionales, fundamentalmente por salidas de la vía (37%), colisiones frontales (29%) y colisiones frontales (29%) y frontolaterales (15%). La ecuación está clara: demasiada velocidad y demasiadas distracciones al volante. Así lo ha explicado en el director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, en rueda de prensa y ha insistido en que la política vial para la reducción de la siniestralidad pasa por la instalación de nuevos radares y la reducción de la velocidad en las carreteras convencionales, así como por una mayor penalización de puntos por el uso del teléfono móvil al volante, uno de los principales elementos de distracción.

Siguiendo el ejemplo de Francia

Sin embargo, esas medidas siguen pendientes de aprobación y sin fecha concreta: "Hemos reabierto el debate para reducir la velocidad en las carreteras secundarias con el objetivo de homologarnos con otros países de nuestro entorno", ha dicho Navarro sin atreverse a aventurar un plazo. Al mismo tiempo, mostraba los datos de cómo en Francia han reducido la velocidad de 90 km/h a 80 km/h en las mismas carreteras y han logrado un descenso mes a mes de los accidentes, de hasta el 8%, "incluso antes de que se aplicara la nueva norma", ha señalado como muestra de la eficacia de la medida. Aunque también ha recordado que sus dos predecesores tenían ese mismo objetivo en agenda, el de bajar de 100 km/h a 90 km/h la velocidad en las carreteras convencionales, y nunca lograron llevarlo a cabo.

Navarro se ha referido a Francia no solo como ejemplo en el tema de la velocidad, sino también en radares. El director de la DGT ha expuesto datos: "En Francia hay 4.000 radares que controlan este factor, mientras que en Reino Unido hay 7.200. Por el contrario, España cuenta con 900 de estos aparatos", ha señalado mostrando una tabla.

"Son tablas comparativas que nos indican hacia donde hemos de concentrar los esfuerzos", ha señalado. "Los radares juegan un papel muy importante en el control de la velocidad", ha insistido. Para concluir: "Miremos el comparativo de radares por habitante y veremos que hay que incrementar las radares si queremos avanzar en seguridad vial".

Volviendo a los datos por meses, el balance del verano registra 127 fallecidos en julio y 132 víctimas mortales (28 más que hace un año) en agosto. En cuanto al acumulado anual, un total de 799 personas han perdido la vida, 24 más que desde el 1 de enero al 31 de agosto de 2017 (3% más).

El ya dos veces director de la DGT ha insistido en que "no se busquen excusas" y en que "no se puede achacar a la crisis o al mal estado de las carreteras --entre las mejores del mundo en los ránkings-- el incremento de los accidentes". Y, reconociendo que "se puede avanzar en el diseño de las carreteras", ha rematado: "Si hay política de Seguridad Vial se reducirán los accidentes y si no, no".

Más guardias

Navarro, que ha anunciado que se ha reactivado el Observatorio de Seguridad Víal nacido en 2004, ha insistido en que la Seguridad Víal tiene dos patas: "La educación y la concienciación social y la vigilancia del cumplimiento de las normas", y ha anunciado que carca de 250 guardias civiles se incorporarán en el mes de septiembre a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) para vigilar las carreteras españolas y realizar más controles de alcoholemia y drogas.

Más información