Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil crea una patrulla para el control de drones

Los agentes ya han detectado decenas de aeronaves no tripuladas volando sin autorización y varias pistas clandestinas

Un agente de la Guardia Civil con uno de los aviones utilizados por el equipo Pegaso.

La Guardia Civil ha creado una patrulla para el control de drones: el equipo Pegaso. La proliferación de este tipo de aeronaves pilotadas por control remoto ha ocasionado varios accidentes en los últimos meses. Los agentes ya han detectado decenas de aeronaves no tripuladas volando sin autorización y varias pistas clandestinas, según ha informado este jueves en Madrid el sargento jefe del equipo, Jorge Pacha.

Los incidentes con estas naves no tripuladas, según la Guardia Civil, han provocado "una sensación de inseguridad en los diferentes usuarios del espacio aéreo". Los motivos de los estos sucesos son el desconocimiento de los usuarios sobre las reglas de circulación aérea vigentes y la falta de concienciación sobre la importancia de conocer la legislación.

Desde el año 2000, el número de drones no ha parado de crecer. En Europa ya son más de 19.400 los operadores profesionales registrados (con más de 28.100 drones), un 60% de ellos en Francia, Polonia, España y Reino Unido, según la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

En el mercado nacional, el gran despegue se dio hace cuatro años, tras aprobarse la primera normativa que regula el vuelo de estos instrumentos. En 2015, tan solo un año después de estrenarse la regulación, había unos 500 operadores. En agosto de este año la cifra ya sobrepasaba los 3.400 (con más de 4.200 aparatos). La expectativa es que el número de operadores en el país siga en ascenso y que la cifra de aeronaves alcance las 51.400 en 2035 y crezca hasta las 53.500 en 2050, según el Ministerio de Fomento.

El equipo Pegaso, que se encarga del control de los drones especialmente en el espacio aéreo de la Comunidad de Madrid, ya ha empezado a trabajar. En sus primeras semanas, ha detectado numerosas irregularidades: varios usuarios vuelan los drones sin tener la documentación necesaria y sin las placas adecuadas de los sistemas. Otros pilotan las aeronaves a menor distancia de los aeródromos de la que está permitida.

Los agentes también han participado en la vigilancia del festival de música Summer Story 2018, celebrado en junio en Arganda del Rey, el Arenal Sound, el Dreambeach y otros eventos como la Vuelta Ciclista a España. Precisamente, en esta competición la Guardia Civil detectó un dron en la etapa del Caminito del Rey (Málaga) que podía poner en riesgo a los helicópteros que seguían la Vuelta.

Más información