Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carta de la hija de la última víctima de violencia machista en España: “Me niego a que esto pase en vano”

Ivana Gil Varela, de 23 años, escribió este miércoles en su cuenta de Facebook una publicación en la que se despide de su madre y pide que su asesinato sirva para concienciar

Ana Belen Varela
Representantes del Ayuntamiento de A Coruña, durante el minuto de silencio celebrado este lunes en la plaza de María Pita (A Coruña) en repulsa al asesinato machista en Cabana de Bergantiños. EFE

Ivana Gil Varela, la hija de la última víctima mortal en España de la violencia de género, A.B.V.O., de 56 años, escribió este miércoles en su cuenta de Facebook una carta abierta en la que se despide de su madre y pide que no sea en vano su asesinato —su marido, que responde a las iniciales de J.G.P. y tiene 56 años, le disparó tres tiros por la espalda el pasado domingo—. "Ma, te hablo para decirte que hoy te toca ser ejemplo también para toda España, para todo el mundo, para todas las mujeres. Porque me niego a que todo esto pase en vano. Necesito que no seas una más, sino que seas ELLA, la que conciencie, la que quite vendas, la que motive, la que haga entender que hay que actuar YA, porque lo que hoy es una amenaza sin credibilidad mañana es una noticia tras una pantalla. Tú desde ahí arriba y yo desde aquí abajo tenemos que gritarlo, ¡TOLERANCIA CERO, DESPIERTA, MUÉVETE!", escribió Gil Varela, de 23 años, en esta red social. Su publicación ya cuenta con más de 1.600 compartidos y unas 2.500 reacciones.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Carballo (A Coruña) acordó este semana el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, de J.G.P. El matrimonio se hallaba en trámites de separación y acababa de discutir en la vivienda familiar, en Cabana (A Coruña), cuando el presunto asesino sacó un revólver para el que no tenía licencia y disparó a la víctima en presencia de sus dos hijos. Ni Ivana Gil Varela ni su hermano, de 27 años, pudieron hacer nada para salvar la vida de su madre, aunque llamaron a un tío, hermano de la fallecida, para reducir al agresor. "Que ironía, las veces que te gritaba por lo mucho que fumabas, y al final el cáncer lo tenías en la cama y no en los pulmones", escribió la hija de la asesinada en la carta abierta de Facebook.

"Tú fuiste víctima, asesinada por tu propio marido, y ahora te toca decirles a todas las que lo necesiten que tienen que actuar por y para ellas y no solo hacer lo que el mundo espera que hagan. No serán ni las primeras ni las últimas, serán heroínas por romper con lo políticamente correcto, por hacer frente a lo que parece que es una regla no escrita, al adoctrinamiento, porque no existe una ley que te prohíba buscar tu propia felicidad. Grítales a todas que tú sabías donde estaba la tuya, pero que esperaste demasiado para ir a buscarla", añade en la publicación de Facebook. Su madre es la vigésima sexta víctima mortal de la violencia machista en lo que va de año en España, la tercera en Galicia.

La hija de la víctima se despide de su madre recordándole lo importante que era para ella y su hermano: "Gracias por cuidarnos como lo hacías, primero tus hijos, después tú, eso lo tenías claro; por enseñarnos los que es el amor incondicional y, sobre todo, gracias por ser tú mi madre, ya te dije que de haberla escogido no la habría tenido mejor. Aunque ya sé que lo sabes no me quedaría tranquila si no te digo una última vez lo muchísimo que tus hijos te aman, mamá. Toda España está contigo, Belén, hoy y siempre. ¡NI UNA MENOS!".

Más información