Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del CNI acusa al expolicía Villarejo de injurias

Un juez de Madrid cita a Sanz Roldán esta semana para ratificar su denuncia

El juzgado de instrucción número 48 de Madrid ha citado este martes al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Felix Sanz Roldán, para ratificar los términos de una denuncia de la Fiscalía por falso testimonio, injurias y calumnias contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo. Este último debía declarar a continuación como imputado, pero ha alegado enfermedad. El día 26 están citados Villarejo en la Audiencia Nacional y el jefe del CNI en el Congreso sobre las grabaciones a la examiga del rey Juan Carlos Corinna Larsen.

Félix Sanz Roldán, en el Congreso de los Diputados.
Félix Sanz Roldán, en el Congreso de los Diputados.

Según fuentes judiciales, poco después de que la sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmara, el pasado 15 de septiembre de 2017, el archivo de una denuncia de Villarejo contra Sanz, el CNI se dirigió a la Fiscalía para instar una denuncia contra el excomisario. Tras analizar las alegaciones del servicio secreto, el entonces fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, decidió cursar a la Fiscalía de Madrid las instrucciones para tramitar la denuncia contra Villarejo por los presuntos delitos de falso testimonio, injurias y calumnias.

En su denuncia del 31 de mayo de 2017, el excomisario acusaba al director del CNI de poner en peligro su vida y de espiar a políticos en prostíbulos, robar fondos reservados y amenazar de muerte en 2015 a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la entonces amiga íntima del rey emérito Juan Carlos I, por su conocimiento de presuntas irregularidades cometidas por este.

La Fiscalía de Madrid presentó una denuncia que recayó en el juzgado de instrucción 48 de Madrid, cuyo titular es el juez Juan Ramón Reig Purón. El juez ha citado para este martes a Félix Sanz como presunto afectado por las acusaciones archivadas, para que ratifique la denuncia presentada por la Fiscalía. Villarejo, que debía comparencer también este martes, inmediatamente después del director del CNI, ha presentado un certificado médico, lo que llevó al juez a suspender la comparecencia.

Las primeras diligencias judiciales de la denuncia de la Fiscalía, a la que se ha adherido la Abogacía del Estado, coinciden con la decisión del juez de la Audiencia Nacional de Diego de Egea de citar a Villarejo en relación con la filtración de cintas con grabaciones de sus conversaciones en Londres con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, (Corinna Larsen, según su apellido de soltera) y el empresario Juan Villalonga, ex presidente de Teléfonica. Estas cintas, en las que la amiga del rey emérito relata operaciones de blanqueo de dinero con testaferros en las que estaría supuestamente implicado Juan Carlos I, forman parte de un lote más amplio hallado en el registro de una de las múltiples propiedades del comisario jubilado que está examinando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía.

Fuentes judiciales han señalado a EL PAÍS que el objetivo de filtrar dichas cintas obedecería al deseo de Villarejo de quitar hierro a la denuncia del CNI contra él. En otros términos, estas fuentes han visto esa presunta difusión como una maniobra defensiva del excomisario.

Sin embargo, este argumento podría servir solo en relación al delito de calumnias, que Villarejo pretendería desactivar demostrando que es verdad lo afirmado, pero no respecto del falso testimonio ni las injurias. Además, la referencia a Corinna era secundaria en la denuncia archivada por la Audiencia Nacional.

Precisamente, Villarejo fue detenido en noviembre pasado por orden de la Audiencia Nacional y está en prisión provisional acusado de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal.

El excomisario ha conseguido suspender su comparecencia este martes ante el juez de instrucción de Madrid y probablemente intente hacer lo propio con la citación del juez De Egea

Más información