Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volver a la ley del aborto del 85, ilegalizar los partidos independentistas y otras ideas de Casado en la campaña

El nuevo presidente del Partido Popular consuma el giro a la derecha del partido

Pablo Casado, tras ser elegido líder del PP en el Congreso Nacional del partido, este sábado.

Pablo Casado, el nuevo presidente del PP, elegido este sábado en el congreso nacional, ha reiterado en la campaña para suceder a Rajoy su intención de refundar el partido y recuperar el techo electoral de los 11 millones de votos que conviertan a la formación en el partido "hegemónico en el centroderecha". El exvicesecretario de Comunicación, de 37 años, abogado y economista, ha manifestado su voluntad de volver a la ley del aborto de 1985 e ilegalizar los partidos independentistas, entre otras propuestas que consuman el giro del partido hacia la derecha.

Refundar el partido

José María Aznar, Esperanza Aguirre y Casado son los únicos que piden una "refundación del partido". Casado comparte con el expresidente la idea de que el PP necesita un rearme ideológico y se ha comprometido a convocar una convención extraordinaria sobre principios y valores. "Quiero lanzar un proyecto nacional donde tengamos un discurso reconocible", dijo. Ese ha sido, precisamente, uno de los grandes reproches de Aznar a su partido.

Ver juntos a Rajoy y Aznar

Casado apostó durante la campaña por un PP fuerte en el que "se vuelva a ver juntos a Rajoy y Aznar". "Mi objetivo es luchar por quienes formaban parte del PP y no han estado cómodos en algunos tiempos", dijo Casado. Entre las personas a las que quiere atraer citó "a la base electoral de Ciudadanos" y a la de Vox. Tampoco "parará" hasta que José Antonio Ortega Lara "vuelva al PP". Además, le ha reprochado a Sáenz de Santamaría: "No puede aspirar a liderar el partido alguien que no está orgulloso de su pasado. Yo lo estoy de José María Aznar, de Mariano Rajoy y de Manuel Fraga".

Ilegalizar los partidos independentistas

"No dialogaré con quien quiere romper la unidad de España. No hay que pedir perdón porque la policía vele por derechos y libertades de todos", aseguró Casado en referencia a las actuaciones policiales en el referéndum ilegal el 1 de octubre. También se manifestó su idea de ilegalizar los partidos independentistas: "No podemos hacer una política reactiva, hay que prevenir. Se puede hacer con la ley de partidos, como se hizo con el entorno de Batasuna. En este caso no hay violencia, pero sí coacciones, amenazas, niños que sufren en los colegios", dijo Casado, que también propuso recuperar los delitos de sedición impropia y convocatoria ilegal de referéndum en el Código Penal.

Volver a la ley del aborto de 1985

Casado ha defendido el "derecho a la vida" y dijo sobre el aborto: "No nos gusta la ley de Zapatero [de plazos] y la vamos a modificar. Queremos volver a la ley de 1985 [de supuestos]. El aborto no es un derecho. No puede ser barra libre y un coladero como con esta ley". Así prometió un cambio legislativo que Rajoy no hizo en su etapa en el Gobierno.

Liberalismo "sin complejos"

Casado proclama un liberalismo "sin complejos". El nuevo líder del PP propuso en 2013, cuando le preguntaron qué haría si fuera presidente, "renegociar todas las subvenciones para cambiarlas por incentivos fiscales; poner un sistema fiscal estándar y fijo, bajo y el mismo para todos, para que no haya deducciones". Ahora, ha reclutado para su equipo a Daniel Lacalle, fichado en su día por Aguirre, y a Manuel Pizarro.

Rechazo al acercamiento de los presos de ETA

"España tiene que escribir un relato a favor de las víctimas en el que quede claro que ha habido vencedores y vencidos", indicó Casado. "En mi candidatura queremos poner como pilar de nuestra historia y futuro la reivindicación de esa derrota sin concesiones, sin ignominias hacia las víctimas. Sin ningún tipo de acercamiento de presos, de chantajes en gobiernos de minoría como el actual", añadió.

Ni un euro en desenterrar a Franco

Pablo Casado aseguró que "no gastaría un euro en desenterrar a Franco". "Pedro Sánchez está siguiendo la agenda de Zapatero y fracturando a la sociedad", añadió el nuevo presidente del PP. Preguntado sobre las imágenes de españoles con el brazo en alto y banderas preconstitucionales manifestándose en el Valle de los Caídos en contra de la exhumación de los restos del dictador, Casado respondió: "Hay que mirar al futuro. Sin revisionismos ni comisiones de la verdad. Se puede hacer política sin necesidad de abrir costuras y volver a enfrentar a las dos Españas".

Más información