Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga los audios grabados a Corinna sobre Juan Carlos I

El instructor del 'caso Tándem' cita a declarar al comisario que grabó a la amiga del Rey emérito

Villarejo, en los juzgados de Plaza de Castilla.

Los audios de la amiga del Rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgesntein aterrizaron este viernes en la Audiencia Nacional. El juez del caso Tándem, Diego de Egea, ha abierto una pieza separada secreta para indagar los posibles delitos que afloran en las grabaciones donde la consultora de origen danés asegura que fue utilizada por Juan Carlos I como testaferro y atribuye al padre de Felipe VI el cobro de comisiones. La supuesta confesión de la empresaria fue captada con un micro espía por el comisario jubilado José Villarejo en una reunión en Londres en 2015.

Villarejo declarará el próximo jueves en la Audiencia Nacional por la grabación a Corinna. El magistrado De Egea decidió en un auto dictado el pasado miércoles conocido este viernes escuchar los argumentos del comisario tras analizar un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, según fuentes próximas a la causa. El documento forma parte de las pesquisas del caso Tándem, que indaga una supuesta red de tráfico de información e inmigración irregular dirigida por Villarejo.

Los archivos secretos de Villarejo, un policía que ha grabado durante 25 años a empresarios, jueces y fiscales –según los investigadores- se traducen en 30 terabytes de audios, vídeos y documentos. Los agentes se llevaron el pasado noviembre los discos duros con esta munición –material “escatológico”, incluido- de una decena de domicilios de la red. El comisario permanece desde entonces en prisión preventiva.

Los investigadores deberán ahora acreditar la veracidad de esta supuesta dinamita informativa. La empresaria llegó a decir que Juan Carlos I cobró comisiones por mediar en la construcción del AVE a La Meca. Una obra de más de 7.000 millones de euros ejecutada por un consorcio español de 12 firmas, entre las que figuran OHL, Adif o Renfe. La actividad conduciría a unas pesquisas por cohecho internacional y blanqueo de capitales, según los investigadores.

Otra de las supuestas bombas de Corinna señala que el rey Emérito manejó cuentas en Suiza a través de su primo Álvaro de Orleans Borbón. “Esto es tajantemente falso”, explica por teléfono a EL PAÍS el familiar del padre del monarca.

Las pesquisas tendrán también que precisar –sostienen las mismas fuentes- cuándo se produjeron los supuestos delitos. Y preguntarse si Juan Carlos I estaba blindado entonces por la inviolabilidad. El padre de Felipe VI perdió esta condición recogida en la Constitución al abdicar en 2014, pero se mantiene como aforado. Y solo puede ser juzgado por el Tribunal Supremo.

Una de las hipótesis es que los protagonistas de la grabación de Londres de 2015 -Corinna, Villarejo y el expresidente de Telefónica Juan Villalonga- mantuvieran “una relación de negocio e interés común”.

Las indagaciones todavía no han aclarado si la grabación a Corinna fue iniciativa de Villarejo. O respondió al encargo de un empresario que tocó a la puerta del despacho privado del policía en la novena planta de la madrileña Torre Picasso. Villarejo, autodenominado “agente encubierto”, ofrecía desde su oficina la búsqueda de trapos sucios a golpe de talonario.

Fuentes próximas a la causa indican que los audios salpicarían al propio Villarejo. Un policía que ya está siendo investigado en el caso Tándem por pertenencia a organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. “La conversación con Corinna está editada. Hay muchas cosas que no se conocen”, matizan estas fuentes.

La decisión de abrir una pieza separada sobre Corinna fue adoptada unilateralmente por el juez. Los fiscales Anticorrupción que han empujado el caso Tándem, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, todavía no se han pronunciado sobre este asunto y barajan emitir un informe a partir de la próxima semana a la fiscal general del Estado, María José Segarra, según fuentes próximas a la causa.

La declaración de Villarejo coincidirá con la intervención ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso a petición propia del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. El jefe de los espías dará explicaciones sobre la actuación del servicio de inteligencia con la amiga de Juan Carlos I.

La investigación sobre Corinna llega en una semana en la que el instructor ha adoptado dos decisiones favorables al entorno de Villarejo. De Egea dejó en libertad provisional el pasado viernes al comisario Enrique García Castaño, El Gordo, que estaba siendo investigado por recibir regalos a cambio de información. La Fiscalía Anticorrupción había solicitado su ingreso en prisión preventiva. Y archivó provisionalmente la parte de la causa relacionada con el excomisario del Aeropuerto de Barajas (Madrid) Carlos Salamanca, su esposa y su hijo.

Las acusaciones de la empresaria

Cobro de comisiones en el AVE a La Meca. La amiga del Rey emérito asegura que Juan Carlos I cobró comisiones por mediar en la construcción del AVE a La Meca. Los ingresos percibidos por el monarca serían la mitad de los 100 millones que presuntamente abonaron las empresas españolas por hacerse con la adjudicación. 

El caso Nóos. Según los audios, el Rey emérito habría jugado un supuesto papel en el caso Nóos que ha terminado con la condena e ingreso en prisión de su yerno Iñaki Urdangarin. Según Corinna Larsen, Juan Carlos I telefoneó en varias ocasiones delante de ella y pidió que se suscribieran contratos con el citado instituto. Incluso, afirma que ella misma en 2003 escribió una mensaje al Rey y a la Casa Real advirtiendo de las actividades de Urdangarin. 

Supuesta testaferro y terreno en Marrakech. La amiga del Rey asegura haber sido utilizada como testaferro por Juan Carlos I. “Te levantas una mañana y tienes un terreno en Marrakech y él te dice ‘dámelo’, pero si lo hago es blanqueo. Yo no lo utilizo... es un regalo envenenado”, afirma ella en las grabaciones.

Cuentas en Suiza a nombre de Álvaro de Orleans. El testimonio grabado a la consultora alemana afirma que Juan Carlos I utiliza como testaferro a su primo Álvaro de Orleans-Borbón en supuestas cuentas en Suiza. El familiar del Rey emérito niega “tajantemente” a este periódico estas acusaciones.

Supuestas amenazas del CNI a Corinna. La amiga del Rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura que fue amenazada por el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, durante un encuentro en un hotel en Londres en 2012. “Me amenazó a mí y a mis hijos”, indica la consultora. La empresaria añade que el CNI se llevó unos documentos “legales” que guardaba en su oficina en Mónaco.

Más información