Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Destruidos por error 394 procedimientos judiciales del archivo de la Junta en Málaga

El Juzgado de Primera Instancia 1 de Fuengirola ha comenzado a reconstruir los expedientes y de momento ha rehecho una docena

Dos funcionarios, en los archivos de un juzgado de Málaga.
Dos funcionarios, en los archivos de un juzgado de Málaga.

Hace unas semanas, un abogado que se dirigió al Juzgado de Primera Instancia 1 de Fuengirola (Málaga) para intentar cumplimentar unas diligencias relacionadas con un procedimiento de embargo, recibió una respuesta inesperada. No era posible acceder a esa documentación porque el expediente había sido destruido. Y no solo el suyo, sino los 394 que estaban guardados en 78 cajas almacenadas en el Archivo territorial que la Junta tiene en Málaga, en una nave ubicada en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que fueron enviados por error para su eliminación, lo que se conoce como expurgo.

La Junta responsabiliza de la equivocación a la empresa adjudicataria de la gestión del archivo, que ha dejado de prestar este servicio en abril porque venció su contrato. De esta tarea se encarga ahora otra compañía tras un concurso público. La destrucción errónea de los procedimientos judiciales ocurrió en octubre pasado y el juzgado se dio cuenta de lo que había pasado a principios de este año, tras solicitar un documento, momento en que el juez decano de Fuengirola se lo comunicó a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). También tuvo conocimiento entonces la Consejería de Justicia. “Se le pidieron explicaciones a la empresa y dijeron que esas cajas se pusieron junto a otras que debían ser destruidas y se las llevaron”, explican fuentes del Gobierno andaluz, que cifra el daño en 76 unidades, no en 78.

“Por causas que no pueden discernir, 78 cajas correspondientes al Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuengirola tuvieron salida junto con las cajas que componían la Sección 9ª de expurgo, y por tanto fueron destruidas con estas”, dice la diligencia del juzgado que se le trasladó el pasado 28 de junio al abogado del procedimiento de embargo, según adelantó el diario Sur.

Para que un expediente judicial pueda ser eliminado, debe autorizarlo la Junta de Expurgo, compuesta por miembros del TJSA y de la Administración autonómica. El objetivo es ganar espacio en los archivos y liberarlos de papel. La decisión se adopta puntualmente y se toma con precisión, de tal manera que se puede concluir la destrucción de decenas de miles de expedientes y, a la vez, si se comprueba el interés judicial o histórico de unos documentos determinados, su conservación en otro espacio adecuado.

La Sala de Gobierno del TSJA, tras conocer lo que había pasado con los procedimientos de Fuengirola, instó al juzgado el pasado 22 de marzo a reconstruir los expedientes, dándoles prioridad a aquellos casos en los que hubiera alguna parte a la espera realizar diligencias. El trámite para rehacer un procedimiento está previsto en la Ley de Enjuiciamiento Civil, explican fuentes judiciales, que subrayan que el juzgado ha reparado de momento aproximadamente una docena de los 394 procedimientos que fueron destruidos por error.

Desde la Junta afirman que se trabaja con el juzgado para la reparación en papel de las actuaciones y que buena parte de la información está guardada en el sistema informático de Justicia. Para llevar a cabo este arreglo, hay que contar con la participación de todas las partes del procedimiento, incluido el ministerio fiscal, y aportar los documentos del procedimiento. Si no existe ninguna controversia, el secretario judicial dictará un decreto declarando reconstituidas las actuaciones, según la ley. Si hubiera desacuerdo, es la autoridad judicial quien decide cómo es la reproducción de ese expediente o si es imposible poder hacerlo.

Síguenos en Twitter y en Flipboard