Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil localiza un zulo y un arsenal de armas en una vivienda de Zaragoza

Los agentes creen que el hombre detenido, de 35 años, había heredado las armas de un familiar

Un agente con algunas de las armas localizadas en una vivienda de Zaragoza. Ampliar foto
Un agente con algunas de las armas localizadas en una vivienda de Zaragoza.

Armas cortas de fuego, puños americanos, revólveres, hachas o un lanzagranadas. Estas son solo algunas de las decenas de armas que la Guardia Civil ha localizado en una vivienda del municipio zaragozano de Garrapinillos. En el inmueble también había un zulo con capacidad para ocultar a una persona adulta tumbada. Los agentes han detenido a un hombre de 35 años que vivía en el domicilio por un presunto delito de tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones y explosivos. Con esta detención, según la Guardia Civil, "se ha conseguido neutralizar un riesgo para la seguridad pública", ya que se ha evitado el uso que el arrestado "podría haber hecho en acciones delictivas o incluso su distribución y venta a terceras personas". El arrestado tenía una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por otro hecho delictivo.

La denominada operación Illinois se inició en febrero de 2017. La Guardia Civil sospechaba que un hombre podría tener armas de fuego pertenecientes a un familiar que había fallecido recientemente. Durante la investigación, los agentes se dieron cuenta de que este hombre había sufrido un accidente doméstico en marzo en el que resultó herido por manipular una munición. La vivienda en la que residía estaba en Garrapinillos, un municipio de cerca de 5.000 habitantes a unos 15 kilómetros al oeste de Zaragoza.

Cuando realizaron el registro del domicilio del sospechoso, encontraron numerosas armas, munición y un arcón de madera con productos con los que se podrían fabricar explosivos. En esta operación, han participado perros detectores de armas y de explosivos y especialistas en la búsqueda y desactivación de explosivos.

Concretamente, los agentes localizaron carabinas de aire comprimido, un lanzagranadas C-90, una granada de fusil, un fusil y un subfusil de asalto, una granada de mano, cañones recortados para escopeta, un cañón de fusil, revólveres, más de una veintena de armas blancas, hachas de diferentes características, puños americanos, un visor telescópico, una decena de fundas de pistola y revólver y un chaleco balístico.

Algunas de las armas cortas estaban municionadas y preparadas para su uso. En las puertas y objetos del interior del domicilio había impactos del proyectil. Además, en la vivienda había un taller para probar las armas y herramientas para reparar armas y municiones. En el salón del inmueble, bajo el suelo, localizaron un zulo con capacidad para ocultar a una persona adulta tumbada. La vivienda contaba con cámaras de videovigilancia en cada uno de los accesos.

Más información