Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irún y San Sebastián acusan los efectos del viento y la lluvia

Donosti registra más de 100 días de precipitaciones en lo que va de año

Un velero choca contra el Paseo de La Concha, en San Sebastián, empujado por el viento.

En San Sebastián ha llovido en siete de cada 10 días en lo que va de este año. Las últimas precipitaciones, en pleno verano ya, obligaron este martes incluso a activar el plan de emergencias por inundaciones que causaron numerosos desperfectos en las comarcas de Irún y San Sebastián. El desbordamiento de ríos, la caída de árboles, la aparición de numerosas balsas de agua... han dado paso este miércoles a una jornada en la que se espera una mejoría del tiempo en Gipuzkoa. La dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco ha desactivado la alerta, aunque mantiene el aviso amarillo en esta provincia hasta las 12.00 por lluvias que serán intensas, persistentes y localmente fuertes.

Las fuertes precipitaciones y los vientos registrados ayer, que alcanzaron los 109 kilómetros por hora en la isla Santa Clara de San Sebastián, complicaron la jornada principalmente en las comarcas de Bidasoaldea y Donostialdea, donde se registraron numerosas incidencias provocadas por balsas de agua o caías de árboles, uno de los cuales provocó heridas a un hombre de 71 años en Irún.

Ese fue sido el percance más grave ocurrido en una mañana de lluvias abundantes y persistentes y un fuerte viento que hoy rebajado su intensidad. En el Ayuntamiento realizan hoy recuento de los daños causados por el temporal, que obligó a la Policía local y a los bomberos a efectuar 14 actuaciones por caída de árboles y dos por desprendimientos de elementos de fachadas.

En la bahía donostiarra, el velero Renkala, de 33 pies de eslora, rompió el amarre del fondeo y quedó a la deriva. El viento lo empujó hasta el muro de contención del Paseo de La Concha, donde quedó varado, con daños importantes en su casco y el mástil.

Las fuertes lluvias también provocaron el derrumbe de una ladera en el camino de Errondo, donde hubo que cortar el tráfico por precaución debido a la aparición de una grieta. En Hondarribia, las trombas de agua también provocaron inundaciones de bajeras y garajes en la zona de la subida del faro de Híguer. Y en Irún se desbordó la regata de Jaizubia, que terminó anegando el área deportiva de la ikastola Txingudi.

Los cielos en el País Vasco se presentan hoy nubosos o cubiertos, con lluvias en general débiles en Bizkaia, el norte de Álava, y en Gipuzkoa, aunque en el este de este territorio serán más intensas, persistentes y probablemente localmente fuertes.