Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macrojuicio a 102 personas en Granada por falsificar los exámenes teóricos de conducir

Hasta 98 personas se aprovecharon de los servicios de una organización que, supuestamente, modificaba las respuestas erróneas al examen teórico de conducir y permitía así aprobar el examen a la primera

Detalle de una placa que identifica a conductores en prácticas.
Detalle de una placa que identifica a conductores en prácticas.

En Granada comenzó este lunes un macrojuicio por una presunta falsificación continuada de la prueba teórica del carné de conducir. Durante los años 2012 y 2013, hasta 98 personas se aprovecharon de los servicios de una organización que, supuestamente, modificaba las respuestas erróneas al examen teórico de conducir y permitía así aprobar el examen a la primera. Esas personas y cuatro acusados principales, responsables del sistema de engaño, se sentaron en la sala de juicios de mayor capacidad de Granada. Entre ellas había algunos ciudadanos chinos y de otras nacionalidades que apenas sabían nada de español, y que siguen sin saberlo, como muestra que fueran incapaces de contestar a la juez, aunque aprobaron el teórico a la primera.

El modo de aprobar el carné consistía, según la fiscalía, en que el vigilante jurado o alguno de sus tres socios daba a sus clientes el día del examen un bolígrafo borrable con el que rellenar la prueba. Una vez terminada, los miembros del tribunal solían salir a tomar café. En ese momento, el vigilante aprovechaba para borrar las respuestas incorrectas y marcar las adecuadas. El precio a pagar por los clientes fluctuaba entre 1.500 y 2.000 euros, lo que eleva el fraude a una cifra que puede alcanzar los 200.000 euros.

La fiscalía acusa al vigilante jurado de un delito de falsedad continuada en documento oficial y pide una pena de seis años de prisión y multa. Para los otros socios, un responsable de autoescuela que presuntamente se hacía cargo del cobro y dos personas encargadas de buscar clientes en las provincias de Jaén y Ciudad Real, solicita cuatro años de prisión y una multa como cooperadores necesarios en el mismo delito que el vigilante. Para los 98 que supuestamente compraron el carné, el ministerio fiscal solicitó dos años de prisión y 3.000 euros por un delito de falsedad en documento público a cargo de un particular.

Pacto con fiscalía

Sin embargo, al inicio del juicio el fiscal hizo a este grupo una propuesta a la que se han adherido medio centenar de personas: declararse culpable a cambio de una multa de 1.620 euros, sin pena de prisión. Entre quienes se han sumado se encuentran los dos exjugadores del Granada involucrados en el caso, Odion Ighalo y Diego Buonanotte. Ninguno de los dos se presentó en la sala de juicios. No hubo ninguna oferta equivalente para los cuatro acusados principales. Una vez haya sentencia, la jueza trasladará a la Dirección General de Tráfico el nombre de quienes hayan sido declarados culpables de obtener el carné fraudulentamente para que este les sea retirado.

Este lunes, las defensas de los principales acusados solicitaron la nulidad de prácticamente todas las pruebas realizadas hasta el momento: alegaron que se rompió la cadena de custodia durante el traslado de los exámenes objeto de juicio, mantuvieron que las fotos que se realizaron de los tests fraudulentos no tienen valor al haber sido obtenidas contra la ley de protección de datos y consideraron vulnerados los derechos fundamentales de sus representados al mantener que las escuchas telefónicas aportadas a este procedimiento carecen del permiso judicial oportuno entre otras alegaciones.

Más información