Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Nacional de Ciberseguridad combatirá las ‘fake news’

El jefe de los espías considera "un poco exagerado" hablar de una segunda guerra fría

Una mujer ante un ordenador infectado por un ransomware. Ampliar foto
Una mujer ante un ordenador infectado por un ransomware.

España ya cuenta con un organismo responsable de combatir las fake news (noticias falsas). Se trata del Consejo Nacional de Ciberseguridad, creado en 2013 para reforzar la seguridad frente a ciberataques. Aunque es una tarea muy diferente a la suya, el Gobierno ha decidido encomendarle provisionalmente, mientras decide si se crea o no un organismo específico para este fin, la misión de detectar y contrarrestar las “campañas de desinformación”, incluidas por primera vez como amenaza en la Estrategia de Seguridad Nacional aprobada en diciembre de 2017.

La proliferación de noticias falsas en otoño pasado, coincidiendo con el punto álgido de la crisis catalana, encendió las alarmas. El Gobierno nunca ha culpado públicamente al Kremlin de estar detrás de esa campaña. Se ha limitado a constatar que la mayoría de esas noticias falsas se difundieron desde perfiles alojados en servidores rusos y venezolanos; y que medios propiedad de la Federación Rusa, como RT o Sputnik, le sirvieron de altavoz.

Para hacer frente a futuros casos de desinformación con objetivos desestabilizadores, el Gobierno barajó la creación de un organismo dedicado a detectarlos y contrarrestarlos, pero de momento ha optado por endosarle dicha responsabilidad al Consejo Nacional de Ciberseguridad. De este organismo, presidido por el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz, forman parte los responsables del Departamento de Seguridad Nacional, el Mando Conjunto de Ciberdefensa, el CCN (Centro Criptológico Nacional), el CNPIC (Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas) o el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), así como la embajadora especial para las amenazas híbridas, Julia Olmo, entre otros.

Hasta ahora, según las fuentes consultadas, solo ha celebrado una reunión en su formato Consejo Antifake News: se produjo antes de las elecciones catalanas del pasado 21 de diciembre para prevenir una posible injerencia exterior durante la campaña.

La atribución de esta responsabilidad se produce antes de que se ponga en marcha un grupo de trabajo que, en el seno de la Comisión de Defensa, convocará a editores de medios de comunicación y expertos para debatir la estrategia con la que hacer frente a la desinformación.

En una jornada sobre la “guerra híbrida” celebrada ayer en el Senado, el jefe del Mando de Ciberdefensa, el general Carlos Gómez, calificó las noticias falsas de “armas de persuasión masiva” y aseguró que “una población culta y formada es más resistente” a las mismas.

Por su parte, el general Sanz pidió que se legisle a nivel nacional e internacional para homologar, de forma “mucho más explícita”, los ciberataques a las agresiones armadas; de modo que el país atacado estaría legitimado para responder o acudir a un tribunal internacional. Pese a ello, el jefe del servicio secreto quiso quitar hierro al asunto, calificando de “un poco exagerada” la afirmación de que el mundo vive una segunda guerra fría. “Estarán conmigo en que esas actividades de los hackers, desestabilizar un proceso electoral no sé dónde...eso no es guerra”.

Más información