Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy, sobre Quim Torra: “Lo que hemos visto no nos gusta, pero vamos a juzgarle por sus hechos si es elegido”

Albert Rivera insiste en que no se levante la aplicación del artículo 155 tras la formación de un nuevo Govern

Rajoy preside la presentación de la treintena de candidatos a alcaldías de la provincia de Cádiz.

A la misma hora que el candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido “trabajar sin descanso” para lograr la república catalana, el presidente Mariano Rajoy ha preferido “no hacer juicios de valor sobre el candidato”. A más de 1.000 kilómetros de distancia de la sesión de investidura que se celebra en Barcelona, Rajoy ha apostado por la prudencia durante su intervención en un acto del PP celebrado en Jerez de la Frontera (Cádiz). “Lo que hemos visto y hemos escuchado no nos gusta. No es representativo de lo que es Cataluña, pero vamos a juzgarle por sus hechos si es elegido”, ha reconocido el máximo responsable del Ejecutivo, ante el nuevo desafío independentista que Torra ha confirmado este mediodía. El Gobierno ha emitido un comunicado en el que advierte de que "estará muy vigilante de los actos del candidato y de su posible Gobierno" mientras Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha insistido en su petición de los últimos días, esto es, que no se levante la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras la formación del Govern.

El presidente del Gobierno ha insistido en que “Cataluña necesita ya un gobierno que cumpla la ley”. “Tiene que cumplir la ley y tiene que ser para todos, para los que piensan de una manera y de otra”, ha considerado Rajoy. Por ello, el máximo responsable del Ejecutivo ha lanzado una advertencia clara: “El Gobierno garantizará que la ley y la Constitución se cumplan, que la unidad de España se respete como base de la nación, y nadie podrá actuar contra el principio de igualdad de los españoles porque es la base de la democracia”.

Rajoy ha dedicado estas palabras al conflicto catalán durante su intervención en el acto de presentación de 31 candidatos populares a las alcaldías de la provincia de Cádiz, celebrado en el centro de negocios del Convento de San Agustín de Jerez. Su discurso al final del evento ha coincidido, en torno al mediodía, con la intervención de Torra en el debate de investidura en el Parlamento de Cataluña y donde el candidato ha cargado duramente contra el Estado. Sin embargo, en el acto popular de Jerez, las referencias al desafío independentista han sido mínimas. Se han limitado a estas palabras de Rajoy y a un vídeo promocional previo en el que el partido ha sacado pecho de la aplicación del artículo 155 durante su legislatura.

Albert Rivera, a través de un mensaje en Twitter, ha citado a Torra, que durante su discurso ha mencionado el fin del 155 y su determinación para “trabajar sin descanso por la república catalana”. "Su discurso incendiario evidencia que no cumplirá la Constitución. Rajoy debe rectificar: no levantemos el 155 hasta poner fin al proceso separatista", ha insistido.

El Gobierno, mediante un comunicado, ha tachado el discurso de Torra de "frentista", "sectario", "divisorio" y "alejado de la inmensa mayoría de catalanes moderados y constructivos", informa Anabel Díez. "La sociedad catalana merece recuperar la normalidad y el sosiego, y superar la fractura social en la que ahondan las palabras del candidato", señala el Ejecutivo.

El Ejecutivo que preside Rajoy deduce del discurso del candidato a presidir la Generalitar una "escasa voluntad y capacidad de diálogo". "Ante las palabras del candidato y en defensa de la legalidad de Cataluña y de los derechos de todos los catalanes y del conjunto de los españoles, este Gobierno estará muy vigilante de los actos del candidato y de su posible Gobierno", advierte el comunicado. "Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida", añade.

El fin de ETA

Ante un auditorio de unas 300 personas, el presidente ha considerado también que la disolución de la banda terrorista ETA es “una buena noticia”. “La sociedad ha derrotado al terrorismo sin pagar precio político”, ha reconocido en referencia a los años de trayectoria de ETA. Frente a ello, Rajoy cree que ahora toca mirar hacia delante: “Hay que respetar la verdad, aquí no ha habido conflicto. Ha habido unos terroristas que han quitado derechos fundamentales, el primero, la vida. Eso es lo que toca para el futuro”.

Más pródigo en palabras se ha mostrado el máximo responsable del PP en defender su política económica y en los futuros presupuestos del Estado. “Tienen dos objetivos, tener crecimiento económico y empleo y que la recuperación económica aproveche cada vez a más personas”, ha reconocido. Rajoy cree que las nuevas cuentas, aún pendientes de aprobación, “suponen un cambio importante”. “Hemos tenido que tomar decisiones que a nadie le gusta tomar (…). Hoy ya podemos hacer algo que no pudimos hacer antes”, ha reconocido el presidente.

La “manía” de cambiar

Así, ha detallado que la intención de su Gobierno de subir un 3% las pensiones más bajas, las de viudez o de programar tres años de incrementos en los sueldos de los funcionarios públicos. Igualmente, se ha referido a la subida en un 16% del dinero consignado a las infraestructuras y de unos 4.000 millones a las autonomías. También ha recalcado que la previsión de creación de 475.000 empleos para este año se verá superado: “Se van a crear más, como ya ocurrió”.

Mariano Rajoy cree que esta mejora en los presupuestos se debe al planteamiento de “mantener las políticas económicas que han funcionado”. “Qué manía tienen algunos con cambiarlo todo. El sentido común dice que hay que mantener lo que funciona. Así las cosas irán bien”, ha añadido durante la intervención con la que ha concluido el acto. El presidente también ha aprovechado el argumento conservador para recordar el 40 aniversario de la Constitución Española que se cumple en este año y la trayectoria del PP en la democracia española: “Otros acaban de llegar. Algunos se creen que la historia empieza con ellos y presumen de no haber gobernado nunca. Nosotros presumimos de haber gobernado muchas veces y de querer seguir haciéndolo”.

Aunque la intención del acto era presentar oficialmente a los 31 candidatos a las alcaldías en la provincia de Cádiz (25 hombres y seis mujeres), el partido ha aprovechado también la presencia de Rajoy para hacer un alegato popular frente a las citas electorales autonómicas y nacionales. Entre los asistentes al evento se encontraba Fátima Báñez, ministra de Empleo; Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente regional del PP, el comisario europeo Miguel Arias Cañete o el delegado del Gobierno en Andalucía Antonio Sanz. Tampoco se ha perdido el encuentro, el casi centenar de pensionistas que, concentrados en la puerta del edificio, han conseguido colar sus protestas, en forma de gritos y pitadas, en el sonido ambiental del acto.

El evento en Jerez supone el pistoletazo oficial de la precampaña de cara a las municipales del próximo año en una provincia en la que, durante las elecciones de 2015, el PP no salió especialmente bien parado. De la treintena de candidatos presentes, tan solo tres -el de Algeciras, Vejer y la de Chipiona- pelearán desde el sillón de alcalde su opción a revalidar en el cargo.

Un acto en Jerez ‘CAPPITAL’

Mariano Rajoy ha presidido el acto con los candidatos del PP en Jerez y con el alcaldable Antonio Saldaña como anfitrión. El propio Saldaña y la localidad han estado en el centro de la polémica justo esta semana, después de que se diera a conocer la campaña puesta en marcha por el PP local bajo el título ‘Jerez Cappital’. Con ella, Saldaña solicita el tratamiento como capital, pese a no serlo en la provincia. El lema, reflejado en pulseras y chapas, ha despertado críticas de los partidos de la oposición y del actual alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’. “Confirmado: el PP no quiere a Cádiz”, expresó en su cuenta de Twitter el regidor.

Las protestas han obligado a los propios populares ha salir al paso de las críticas en un comunicado emitido por la dirección provincial en el que han expresado que el partido ni busca la “guerra localista ni cuestiona la capitalidad administrativa”. “Lo que se pretende es el mejor trato posible para Jerez sin menoscabo de otras ciudades”, han especificado desde el PP. “Jerez es la ciudad con mayor población de la provincia, la quinta de Andalucía y una de las 25 ciudades más importantes de España y el PP de Jerez quiere lo mejor para la ciudad y entiende que debe ser tratada por las administraciones como si fuera una capital”, ha añadido el partido en su comunicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información