El bloque independentista mantendría la mayoría absoluta, según el CEO

El Centro de Estudios de Opinión pronostica que Ciudadanos ganaría las elecciones

Manifestación independentista en la Diada del 11 de septiembre de 2017 en Barcelona.
Manifestación independentista en la Diada del 11 de septiembre de 2017 en Barcelona.PAU BARRENA

El bloque independentista, que cuenta actualmente con 70 escaños, mantendría la mayoría absoluta si se repitieran las elecciones, según el barómetro demoscópico elaborado por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, dependiente ahora del Gobierno central en aplicación del artículo 155. La encuesta, realizada en abril, vaticina que Ciudadanos volvería a ganar ahora los comicios —tiene 36 escaños y pasaría a tener entre 33 y 34 aunque los partidos independentistas mantendrían su hegemonía en la Cámara. El bloque en total obtendría una horquilla de entre 70 —los mismos que tiene ahora— y 75 escaños. La mayoría absoluta está fijada en 68.

Junts per Catalunya, la fuerza de Carles Puigdemont, sufriría un leve retroceso al pasar de 34 a entre 30 y 32 escaños de la misma que forma que Esquerra, que también podría registrar una recaída: pasaría de 32 diputados a entre 29 y 32. En cambio, la CUP, que defiende abiertamente la desobediencia y el mandato del referéndum ilegal del 1 de octubre, se beneficia del bajón de sus exsocios y casi triplicaría sus resultados: pasaría de cuatro a 11. En el otro espectro de la Cámara, el PP seguiría en caída libre —tiene cuatro escaños y ahora podría perder uno—; los socialistas también sufren un descenso —de 17 a 13 y 15—. Quien sí que experimenta una subida de la mano de Xavier Domènech es Catalunya en Comú, que lograría tres diputados más de los actuales: de 8 a 11. Sin embargo, perdería su condición de primera fuerza en unas elecciones generales en favor de Esquerra. Ciudadanos pasaría a ser el cuarto partido en lugar de ser la sexta y última fuerza en esos comicios.

Más información
La opción autonomista se impone por primera vez desde el inicio del ‘procés’
El independentismo conserva la mayoría pese a la histórica victoria de Ciudadanos

El sondeo, elaborado en abril con un universo de 1.500 personas, revela que el 48% de los encuestados responden a favor de que Cataluña se convierta en un estado independiente frente al 43,7% que lo rechaza. El resultado contrasta con el que arrojó la encuesta de contexto político, celebrada en enero, en la que el 53,9% de los consultados se oponía y el 40,8% lo defendía. Este sondeo, realizado sobre un universo más pequeño, de 1.200 personas, lo realizó otra empresa distinta de la que ha confeccionado el actual barómetro. El vuelco no solo se produce en ese punto: en enero, la vía autonomista (36,3%) superó por primera desde 2012 a la independentista (32,9%).  Ahora, en cambio, los partidarios de un estado independiente se elevan al 40% frente a los del 24% que desean que Cataluña siga siendo una comunidad autónoma y el 22% que sea un estado dentro de un Estado federal.

Jordi Argelaguet, director del CEO, ha justificado que no figure en la encuesta la evolución histórica de la tendencia independentista frente autonomía porque las cifras se comparan sobre los barómetros y la de enero fue una encuesta más pequeña. Los sondeos los han realizado dos empresas diferentes tras ganar un concurso. "Estábamos donde estábamos”, ha afirmado Argelaguet, que ha considerado que el independentismo no vivía a principios de año “su mejor momento” a diferencia de lo que ocurrió en abril cuando, en su opinión, vivió una “subida de autoestima” con la decisión de los tribunales alemanes en alusión a que excarceló a Carles Puigdemont. El sondeo se ha realizado además coincidiendo con la crisis en la Comunidad de Madrid con el caso Cifuentes. Argelaguet ha subrayado que desde hace años se mantiene en los barómetros la tendencia, punto arriba punto abajo, de que el independentismo supera el 40% de las preferencias de los encuestados.

El sondeo refleja que la relación Cataluña-España sigue siendo el principal problema de los catalanes (31,6%) aunque sufre una leve caída respecto al último barómetro de octubre (39,7%). Esa primera posición supera a la insatisfacción con la política (27,2%) o el paro (13,3%). Estos tres apartados, por el mismo orden, ya aparecieron en el sondeo de otoño. Los catalanes, además, solo aprueban a tres instituciones: Universidades, con una nota del 6,44; a los Mossos, con un 5,86 y a sus Ayuntamientos, con un 5,46. El Parlament se queda a las puertas del aprobado:4,84. La monarquía figura en último lugar de un lista de 18 instituciones valoradas y obtiene un 1,74, por debajo del Tribunal Constitucional, con un 2,74. El político mejor valorado es Oriol Junqueras, con un 6,18; seguido de Jordi Sánchez, con un 5,73; Carles Riera, de la CUP, con un 5,32. Carles Puigdemont es cuarto con un 5,30.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS