Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional rechaza el recurso del rapero Valtonyc, que tendrá que entrar en la cárcel

El músico suspende todos sus conciertos y dice que su condena, a tres años y medio de prisión, representa "un ataque a un derecho democrático"

Valtonyc en un concierto sorpresa en el local Freedonia de Barcelona.
Valtonyc en un concierto sorpresa en el local Freedonia de Barcelona.

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, tendrá que entrar en prisión después de que el Tribunal Constitucional haya rechazado este viernes admitir a trámite el recurso contra la condena de tres años y medio confirmada por el Supremo por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias, amenazas e injurias graves a la Corona. El propio músico, en un comunicado difundido a través de su cuenta de Twitter, ha dicho que se trata de "un hecho histórico, dado que es el primer músico que entrará en prisión en el Estado español condenado únicamente por las letras de sus canciones". El escrito de Valtonyc también informa de que se suspenden todos los actos y conciertos programados de hoy en adelante y lamenta que esta condena represente "un ataque a un derecho democrático que afecta" a todos los ciudadanos.

El pasado 20 de febrero, el Tribunal Supremo confirmó la condena de tres años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso al rapero por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas por el contenido de algunas de sus canciones publicadas en Internet. Según la sentencia, por la cual Arenas tendrá que ingresar en prisión, las canciones incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas Grapo, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Círculo Balear, Jorge Campos.

Los magistrados rechazaron los argumentos sostenidos por el rapero en su recurso, en el que expuso que actuó amparado por su derecho a la libertad de expresión y a la creación artística y defendió que el rap es un tipo de música con letras "extremas, provocadoras, alegóricas y simbólicas". El próximo 17 de junio se ha organizado un concierto por la libertad de expresión en Mallorca, de la mano de la Asociación Acallar, en el que participarán 40 grupos musicales.

Los magistrados del alto tribunal subrayaron que la sentencia de la Audiencia Nacional tuvo en cuenta que la pluralidad de mensajes contenidos en las canciones tienen “un indudable carácter laudatorio" de las organizaciones terroristas Grapo y ETA y sus miembros "que van más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, solidaridad con los presos o camaradería nacida de vínculos ideológicos".

"Su contenido comporta una alabanza, no ya de los objetivos políticos, sino de los medios violentos empleados por las organizaciones terroristas y contienen una incitación a su reiteración", señaló la sala, que subrayó también que los contenidos no quedan amparados por la libertad de expresión o difusión de opiniones alegadas por el recurrente.

En las canciones del rapero balear se incluían frases como "quiero transmitir a los españoles un mensaje, ETA es una gran nación", "un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado o siempre queda esperar a que le secuestre algún Grupo".

Sobre el delito de injurias graves a la Corona, la sentencia del Supremo recogió que las letras "no son irrelevantes, no realizan una crítica política al jefe del Estado o a la forma monárquica exponiendo las ventajas del sistema republicano". El tribunal consideró que las canciones injurian, calumnian y amenazan de muerte al Rey o a miembros de la Familia Real con frases como "el rey tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello que le caiga el peso de la ley" o "hagamos que Urdangarin curre en un Burger King y la infanta Elena pida disculpas por ser analfabeta y no estudiar en Cuba".

Más información