Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Las relaciones sexuales en coches aparcados en Lugo, bajo amenaza de multa

La nueva ordenanza de convivencia del Ayuntamiento prevé multas de hasta 3.000 euros a la prostitución callejera. Escupir u orinar en lugares públicos conllevaría una sanción de hasta 1.500 euros

Vista del Ayuntamiento de Lugo.
Vista del Ayuntamiento de Lugo.

El Ayuntamiento de Lugo quiere prohibir las relaciones sexuales u actos obscenos en el interior de vehículos en cualquier espacio público, según adelanta La Voz de Galicia. La nueva ordenanza de convivencia, que está pendiente de las aportaciones que haga la oposición, plantea además multas de hasta 3.000 euros para los clientes de la prostitución callejera.

El documento incluye varias normas relacionadas con la prostitución. Prohíbe ofrecer, solicitar, negociar o aceptar directa o indirectamente servicios sexuales retribuidos en el espacio público. En la calle, tampoco estarían permitidos los encuentros sexuales en el interior de coches aparcados "siempre que estos actos trasciendan o se perciban desde cualquier ámbito público".

Escupir y orinar en lugares públicos también estaría prohibido si se aprueba el nuevo reglamento. La sanción económica oscilaría entre los 750 y los 1.500 euros

La prostitución no se podría ejercer en lugares próximos a colegios, parques infantiles o espacios de ocio a los que accedan menores. El nuevo reglamento ilegaliza las casas de citas. En el caso que la prostitución tuviera lugar en viviendas particulares, el responsable sería el propietario, el arrendador, el encargado e incluso, subsidiariamente, la persona que tenga acceso a dicha vivienda. El Ayuntamiento no permitiría la demanda de este tipo de servicios por parte de los clientes potenciales ni transportar a quienes ejerzan la prostitución. Las sanciones previstas, tanto en este punto como en muchos otros de la ordenanza, oscilan entre los 750 euros y 3.000 euros.

Prohibido orinar en lugares públicos

Escupir y orinar en lugares públicos también estaría prohibido si se aprueba el nuevo reglamento. La sanción económica por hacerlo oscilaría entre los 750 y los 1.500 euros, dependiendo de en qué lugar se realice. Las multas serían más altas si se defeca, orina o escupe en espacios con mucha afluencia, frecuentados por menores o en monumentos.

La nueva normativa prohíbe también la actividad de los gorrillas (personas que piden dinero a cambio de facilitar el aparcamiento), poner mesas de información o recogidas de firmas sin autorización del Ayuntamiento y pegar anuncios en el mobiliario urbano. Con el fin de mantener limpia la ciudad, el Consistorio también sancionará a quienes hagan grafitis, pintadas o garabatos sin permiso en las vías públicas. Los responsables, en el caso de que lo hiciera un menor, serían los padres.

Para evitar ruidos molestos, la ordenanza contempla que la grúa se lleve a los vehículos a los que se les active la alarma y el sonido se les alargue durante más de tres minutos.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información