Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sànchez reprocha a Llarena su “falta de objetividad”: “No se puede ser juez y víctima”

Junqueras y los líderes de ANC y Òmnium se han quejado ante el juez de que se está vulnerando su "libertad ideológica"

Un furgón policial a su llegada hoy al Tribunal Supremo. Vídeo: ATLAS Foto: J. Villanueva

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el número dos de Junts per Catalunya y expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, han reprochado este lunes ante el juez Pablo Llarena que su instrucción está vulnerando la "libertad ideológica". El más duro de los tres ha sido, según las fuentes consultadas, el exlíder de la ANC y número dos de la lista de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, que ha lamentado ante el juez su “clara falta de objetividad”. “No se puede ser juez y víctima”, le ha espetado, tras recordar que Llarena que en algunos de sus autos ha usado la primera persona del plural para referirse a las víctimas del desafío independentista.

Junqueras, Sànchez y Cuixart habían sido citados este lunes por el magistrado para comunicarles formalmente que están procesados por rebelión y, en el caso de Junqueras, también por malversación. Los tres han sido trasladados desde prisión al Supremo y tras acabar las comparecencias, han sido llevados de nuevo a la cárcel.

Según fuentes presentes en las declaraciones, los tres han defendido ante el juez que perseguir la independencia no es delito y que consideran que la causa que instruye el alto tribunal se ha convertido en una causa política. Sànchez ha lanzado varios reproches al instructor y ha aludido en concreto a algunos pasajes del auto de procesamiento y del último auto en el que Llarena le denegó el permiso para acudir al pleno de investidura en los que el instructor, según Sánchez, se sitúa como “juez y víctima”. En una de las afirmaciones a las que se ha referido el líder de la ANC el instructor de la causa habla de “la estrategia que sufrimos” para referirse a la hoja de ruta del independentismo. Según las fuentes consultadas ha sido un “reproche duro” que Sànchez ha lanzado mirando fijamente al instructor. Llarena se ha limitado a contestarle que el procesado puede recurrir ante la Sala de Apelaciones cualquier apreciación del juez que considere reprochable.

Las comparecencias de este lunes corresponden al trámite de declaraciones indagatorias habitual después de que se dicte el auto de procesamiento, un paso que Llarena dio el pasado 23 de marzo. En estas declaraciones, el magistrado que instruye la causa abierta en el Supremo contra los líderes del procés, ha informado a los procesados de qué se les acusa y los tres, más que entrar a negar el fondo del relato de hechos, han querido hacer una explicación genérica de por qué no están de acuerdo con lo que Llarena se dice en el auto de procesamiento. Han coincidido, según las fuentes consultadas, en que se está criminalizando la movilización ciudadana y el derecho a la protesta y han querido señalar que los catalanes llevan muchos años manifestándose de forma pacífica.

Ante el juez, Sànchez ha dicho sentirse “confuso” porque, en su opinión, los autos de Llarena no están siendo coherentes con él. Así, ha advertido que el instructor en sus primeras resoluciones le dijo que no podía dejarle en libertad porque había concurrido a las elecciones y, más tarde, por haber sido elegido diputado y aspirar a la presidencia. Cuando Sànchez se mostró dispuesto a renunciar a ser elegido e incluso al escaño, el instructor insistió en mantenerle preso porque mantenía su “ideología soberanista. El exlíder de la ANC ha hecho también referencia a la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU que insta a España a garantizar los derechos políticos de los presos y se ha quejado de que el juez no la haya tenido en cuenta.

Por su parte, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha asegurado ante el magistrado del Tribunal Supremo que "no se ha dedicado un solo euro del Presupuesto al proceso" soberanista en Cataluña, según fuentes presentes en la declaración. Junqueras solo ha contestado a preguntas de su abogado defensor, para insistir en que todo fue "pacífico”. "Creo en la dignidad humana, en el pacifismo y en la convivencia", ha añadido, para reiterar que no considera que sea delito la convocatoria de un referéndum, según las mismas fuentes.

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, que ha estado apenas 15 minutos ante el juez, también ha afirmado sentir vulnerada su libertad ideológica.

Llarena ha citado esta semana para estas declaraciones a los nueve procesados por rebelión que están en prisión preventiva. Tras las comparecencias de Junqueras, Sànchez y Cuixart, el martes será el turno de los exconsejeros Joaquim Forn, Josep Rull y Raül Romeva (también en prisión). El miércoles comparecerán el exconsejero y excandidato a presidir la Generalitat Jordi Turull, la exconsejera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

El instructor ha anunciado este lunes a las defensas y las acusaciones que los dias 7 y 8 de mayo se celebrarán las declaraciones indagatorias de los procesados que están en España, pero se encuentran en libertad: los exconsejeros Carles Mundó, Meritxell Borràs y Santi Vila; y los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet. El instructor tiene previsto citarles en los próximos días.