Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cargas, detonaciones y heridos en una protesta en Lleida

Centenares de manifestantes convocados por los CDR vencieron la línea policial que protegía la subdelegación de Gobierno en la ciudad catalana, el pasado 25 de marzo

Cortes de la A-2 en protesta por la detención de Carles Puigdemont, el pasado 27 de marzo. Foto: Javier Martín

El domingo 25 de marzo se vivieron los momentos más tensos en la calle en las últimas semanas en Cataluña, tras la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Alemania. Ese día, las delegaciones del Gobierno fueron el punto caliente, donde los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) llamaron a manifestarse. Lleida y Barcelona se llevaron la peor parte. En la primera, los manifestantes lograron vencer la barrera de Mossos. Las imágenes, ampliamente difundidas a través de las redes sociales, muestran una delgada línea de Mossos acorralada, y cómo agentes antidisturbios usan las escopeteras para disparar al aire salvas (disparos sin proyectil), que tienen un efecto disuasorio sobre los manifestantes.

Siete mossos resultaron heridos en Lleida. Los agentes cargaron contra los manifestantes, y la policía se vio desbordada. En Barcelona, hubo una línea más amplia, que impidió a los manifestantes vencer el cordón policial. Pero durante toda la tarde se repitieron las cargas y a medianoche se vivieron altercados en el centro, en los que la policía catalana también utilizó la detonación de salvas como un elemento disuasorios. En total, en Barcelona hubo casi un centenar de personas atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), entre ellas, 23 policías, y nueve detenidos.

Al día siguiente, preocupado por la gravedad de los incidentes, el jefe de los Mossos, Ferran López, pidió reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent. López le manifestó su preocupación por lo sucedido y le pidió que todas aquellas personas con responsabilidad política y altavoz se mostrasen firmes contra este tipo de violencia callejera.

Más información