Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid negocia con Washington una visita de los Reyes a Trump

Felipe VI viajará en junio a EE UU por los actos conmemorativos del 300º aniversario de la fundación de San Antonio

Madrid y Washington están negociando una visita de los Reyes a la Casa Blanca que se produciría en junio próximo, en el marco del viaje que Felipe VI tiene previsto realizar a Estados Unidos para asistir a los actos conmemorativos del 300º aniversario de la fundación de la ciudad de San Antonio, en Texas. De culminar con éxito las gestiones en curso, sería el primer encuentro entre el jefe del Estado español y el polémico presidente estadounidense, Donald Trump.

El rey Felipe VI y la infanta Sofía, este domingo a su llegada a la catedral de Palma.
El rey Felipe VI y la infanta Sofía, este domingo a su llegada a la catedral de Palma. EFE

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ya se reunió con Trump en la Casa Blanca en septiembre pasado, pero Felipe VI no lo conoce personalmente. Aunque el jefe del Estado español y el mandatario estadounidense acudieron en enero pasado al foro económico de Davos (Suiza), lo hicieron en días diferentes, por lo que no llegaron a coincidir.

Ahora, los dos Gobiernos negocian una visita de Felipe VI a la Casa Blanca que las fuentes consultadas consideran muy probable a menos que las respectivas agendas la hagan imposible. Los Reyes tienen previsto acudir en junio a San Antonio (Texas) para participar en la conmemoración del 300º aniversario de esta ciudad fundada por misioneros franciscanos que conserva un rico patrimonio cultural de la época española.

La idea es aprovechar el viaje para hacer una escala en Washington y reunirse con Trump. Si la cita no pudiera concretarse podría replantearse todo el viaje, pues no casa con los usos protocolarios que los Reyes visiten un país y no sean recibidos por su anfitrión, al que ni siquiera conocen personalmente.

En el discurso que dirigió el pasado 31 de enero al cuerpo diplomático acreditado en Madrid, el Rey ya aludió veladamente a este viaje al señalar: "Estados Unidos es un aliado esencial de España y uno de nuestros principales socios económicos. En nuestras relaciones, que se remontan a los tiempos fundacionales de esa gran nación americana, prevalecen la continuidad y la calidad de los valores e intereses compartidos". Tras recordar el encuentro entre Trump y Rajoy de 2017, añadió: "Y este año no faltarán ocasiones para promover los contactos políticos y fortalecer la confianza entre ambos países".

Además del tercer centenario de San Antonio y Nueva Orleans (esta última fundada por colonos franceses, aunque perteneció durante un periodo a la corona española), en 2018 se cumple el 30º aniversario del vigente convenio de Defensa, el aspecto que más puede valorar Trump de la relación bilateral con España.

De consumarse, el viaje a EE UU será probablemente el más relevante que hagan los Reyes este año. En enero estaba prevista una visita de Estado a Marruecos, pero Mohamed VI la canceló a última hora sin dar explicaciones. La operación de corazón a la que se sometió el rey de Marruecos en París a finales de febrero o los rumores de divorcio de su esposa Salma podrían estar detrás de la abrupta suspensión. Exteriores anunció que el viaje se aplazaba a marzo, pero ese mes ha pasado y no hay anuncio de la nueva fecha.

En noviembre, el Rey acudirá a la cumbre iberoamericana en Guatemala y es probable que visite algún otro país de América Latina.

Olivas negras españolas en la Casa Blanca

La aceituna negra de mesa española estará con toda probabilidad en el menú de Felipe VI en la Casa Blanca si finalmente se confirma el encuentro con Donald Trump. Quizá no en el gastronómico, pero sí en el político. Antes de aplicar medidas proteccionistas al acero (que de momento no afectarán a los socios europeos), la Administración Trump ha abierto tres procedimientos a la oliva negra española que han supuesto la imposición de un arancel provisional del 22%. En 2016, España vendió a EE UU 32 millones de kilos por 70 millones, el 36% de las exportaciones. Es la primera vez que Washington cuestiona las ayudas agrícolas de la PAC, por lo que España ha pedido el apoyo de sus socios europeos. La resolución final se espera para el 13 de junio.