Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González sobre los investigados en el Supremo: “Ojalá no metan a ninguno en la cárcel”

El expresidente cree que la judicialización ha degradado la política: "Nos amparamos en las togas porque como políticos somos unos inútiles"

Felipe González(d), este jueves en la presentación del libro de Joaquín Almunia. En vídeo, declaraciones de González este viernes.

"Ojalá no metan a ninguno en la cárcel", ha dicho el expresidente Felipe González, en referencia a los seis líderes del Procés citados este viernes en el Tribunal Supremo para ver si les mantienen la libertad provisional o imponen otra medida cautelar sin descartar la prisión. "Ya sé que nado a contracorriente", ha dicho el líder socialista, que ha añadido: "En el ambiente de polarización es difícil decir esto porque parece que uno está interfiriendo".

González ha lamentado que el Gobierno no haya usado la política para enfrentarse al independentismo: "Al independentismo no hay que destruirlo, hay que ganarlo. Si ellos violan la ley, nosotros tenemos que ser exquisitamente garantistas". El expresidente cree que la creciente judicialización de la política en general es un grave error político: "Nos amparamos en las togas porque como políticos somos unos inútiles", ha dicho durante el acto de presentación del libro Ganar el futuro (Taurus), del ex vicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia.

El fenómeno no se ciñe solo a España, según González, que ha citado el caso de Brasil, donde la justicia también ha interferido en el destino del país: "Cuando perdemos vamos a que lo resuelvan los jueces", ha dicho, lo que implica, ha concluido, que "la política se degrade porque está judicializándose".

El proceso de dar un mayor peso político tiene consecuencias notables también para la independencia judicial: "Una vez que hemos entregado la responsabilidad judicializando la política a los jueces, de vuelta recibimos la politización inevitable de la justicia", ha dicho. La conclusión de ese camino es algo que no es nuevo y está bien estudiado, según González: "Una vez ese proceso llega a un determinado punto de saturación, la justicia empieza a tomar decisiones políticas. Eso se llama gobierno de los jueces".

La falta de credibilidad del PSOE

Almunia, por su parte, ha explicado que su libro es "crítico, no sé si autocrítico, e intenta ser razonablemente optimista". En sus páginas no explica recuerdos de Bruselas ni hay un recetario de soluciones, sino que "intenta dar algunas pistas" para salir de dos de las grandes crisis del momento: la Unión Europea y la socialdemocracia. "Un progresista no se puede permitir el lujo de ser pesisimista y tirar la toalla", ha dicho.

El exministro ha recordado el fracaso de Hollande, que fue elegido en 2012 con ilusión y "a los pocos años estaba machacado". El fracaso se debió, según Almunia, a que los electores permiten menos a los socialistas que otras fuerzas decir algo en las campañas y no cumplirlo luego por la ruptura de ilusión que supone.

Tras el repaso a Hollande, Almunia ha hecho referencia a la derrota en 2011 del gobierno Zapatero: "Perdimos esas elecciones por una gestión de la crisis sin haber explicado antes que estábamos en crisis", ha dicho. El expresidente González le ha rectificado: "Habiendo negado" la crisis.

Almunia cree que el PSOE va con retraso para las próximas citas electorales: hay que ponerse a trabajar "desde anteayer", ha dicho. El excomisario ha lamentado que no ve "credibilidad que pueda generar confianza" en los votantes para el proyecto socialista: "Hay gente que comparte nuestros valores, nuestros principios, nuestras utopías, pero no les vota porque no saben muy bien qué harán con el voto".

En la presentación, que ha corrido a cargo de la periodista Nativel Preciado, ha intervenido junto a González y Almunia el ex ministro José María Maravall. Han asistido al acto entre el público un grupo considerable de ministros de los gobiernos de González: Javier Solana, Alfredo Pérez Rubalcaba, Carlos Solchaga, Juan Moscoso, Luis Atienza, Enrique Barón, Ángeles Amador. También han estado Jordi Sevilla, ex ministro con Zapatero, los diputados José Enrique Serrano, Ciprià Ciscar, Ignacio Urquizu y el eurodiputado Jonás Fernández. El único miembro en el acto de la actual dirección federal del partido era el secretario de Laicidad, José Manuel Rodríguez Uribes. El secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Ciudadanos, Toni Roldán, estaba también entre el público.

Más información