Pagar una entrada para visitar Rocadragón

Un plan directo con 85 propuestas plantea mejorar el control de las visitas a uno de los íconos turísticos del País Vasco

Visitantes en San Juan de Gaztelugatxe (Bizkaia) un domingo de agosto.
Visitantes en San Juan de Gaztelugatxe (Bizkaia) un domingo de agosto.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Es el segundo enclave más visitado de Bizkaia, solo superado por el Museo Guggenheim. Solo el pasado agosto más de 142.000 personas se acercaron a las intrincadas escalinatas atraídas por el efecto de Juego de Tronos. Un "filón" para los responsables de la Diputación vizcaína que, al mismo tiempo, están decididos a acabar con el descontrol que podría poner en riesgo el biotopo protegido.

"Hay dos cuestiones que son irrenunciables: proteger y cuidar el medio ambiente impulsando un modelo de calidad y contribuir a la generación de empleo", explica el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, que con ese espíritu aspira a que esa visita de un par de horas a Gaztelugatxe sea la excusa para extender la estancia “a dos, tres o hasta cuatro días en toda la costa de Bizkaia”.

La propuesta que la institución foral va a contrastar durante los próximos dos meses con el Gobierno vasco, los Ayuntamientos de Bermeo y Bakio, la Diócesis o algunas asociaciones de la comarca, contiene 85 medidas que quiere consensuar con esos agentes con el objetivo de conformar un “modelo de gobernanza compartida” que definirá el plan a seguir y también las fuentes de financiación.

Más información
Un luxemburgués compra una isla en Formentera por 18 millones
Un hombre con obesidad mórbida pide ayuda a través de la radio
Una iglesia cántabra del siglo XVI, blanco de los actos vandálicos

Una de las ideas centrales es limitar el acceso de visitantes Gaztelugatxe. Se van a estudiar diferentes sistemas de ticketing (control de entradas) y pricing (pagar por entrar). Por el momento, no se ha especificado si habrá un aforo máximo, ni el precio de las entradas, aunque sí apuntaron la posibilidad de habilitar un sistema de reservas online. "Hay muchas variaciones", admite Rementeria, pero la última palabra la tendrá ese patronato que se va a conformar.

En todo caso, la premisa es "ayudar a controlar el acceso porque no debemos olvidar que la visita tiene que ser adecuada, y no lo es si hay colas, y provocar el menor daño posible en el medioambiente", sostiene la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Como paso previo, a partir de este mismo sábado, y con vistas a la Semana Santa, se van a habilitar tres puntos de atención al visitante en Eneperi, Ermu y en la explanada junto a las escalinatas y se van a entregar tickets gratuitos "para vivir esa experiencia de la mejor manera posible". Se ha previsto un refuerzo junto con la Ertzaintza y la Policía municipal para coordinar el tráfico y se aumentarán las frecuencias de Bizkaibus desde Bakio y Bermeo cada hora.

Si el plan se lleva a cabo en su totalidad, calcula un impacto económico de entre 27 y 33 millones de euros, además de un retorno fiscal de entre 3,4 y 4 millones, y la creación de entre 560 y 625 puestos de trabajo. Contempla, además, mejorar los accesos, medidas para “calmar” el tráfico y “redimensionar” el aparcamiento que aumentará su capacidad de 370 a 500 plazas.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS