Granados evita declarar por la querella de Cifuentes al fallar la notificación

La policía judicial no consiguió entregar la citación al exnúmero dos del PP madrileño

Francisco Granados, a la izquierda, con su abogado, Javier Vasallo, en noviembre.
Francisco Granados, a la izquierda, con su abogado, Javier Vasallo, en noviembre.Jaime Villanueva

El número dos del PP madrileño Francisco Granados evitó este lunes declarar como imputado por un delito de calumnias tras la querella que interpuso contra él la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Granados estaba citado en el juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, con sede en la Plaza de Castilla, después de que en la Audiencia Nacional vinculara a Cifuentes con la caja b del PP madrileño, que se investiga en el caso Púnica, y mencionara una supuesta antigua relación sentimental de esta con el expresidente regional Ignacio González.

Más información
Granados: “Cifuentes se jactaba de ser las manos, los oídos y la voz de Ignacio González”
El juzgado admite a trámite la querella criminal de Cifuentes contra Granados
Granados: “Cifuentes se jactaba de ser las manos, los oídos y la voz de Ignacio González”

El principal imputado en el caso Púnica no compareció hoy ante el juzgado porque no había recibido la citación oficial para declarar. Según fuentes jurídicas, la policía no consiguió notificarle la orden judicial al no encontrarse en su domicilio cuando acudieron a entregársela. Las mismas fuentes señalan que el magistrado fijará una nueva fecha de declaración y que confía en que esta vez se le pueda notificar.

En su declaración del pasado 12 de febrero ante el juez instructor del caso Púnica, Manuel García-Castellón, Granados, exconsejero regional de Transportes y Presidencia, manifestó que en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 el partido realizó para Aguirre una “campaña paralela y de refuerzo” que no se pagaba con fondos oficiales, y sitúo a Cifuentes en el “núcleo de poder” de esta campaña hasta que acabó una supuesta “relación sentimental” con Ignacio González. Cifuentes interpuso una querella contra Granados por lo que tacha de “cúmulo de falsedades”. Esta acción judicial fue admitida a trámite el pasado 6 de marzo.

En aquel interrogatorio, Granados aseguró que Cifuentes, tras mantener "una relación sentimental conocida por todo el mundo con Ignacio González", se convirtió en "las manos, los oídos y la voz ejecutiva en el partido" del que era su principal rival político y, por tanto, supuestamente enterada de la supuesta caja b de los populares que permitió financiar las "campañas de refuerzo" de Aguirre en aquellos comicios autonómicos. Granados llegó a asegurar que Cifuentes "se jacta de que manda por orden del señor González. Yo en este partido no mandaba absolutamente nada", se escudó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS