Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El ciberespacio no debe ser la ley de la jungla”

“El mayor riesgo de España es no convencernos de que las ciber amenazas son transversales y debemos resolverlas con nuestros socios”

Julia Olmo.
Julia Olmo.

Julia Olmo (Madrid, 1961) es desde este viernes pasado la primera embajadora de España en Misión Especial para las Amenazas Híbridas y Ciberseguridad y recalca, en su primera entrevista con EL PAÍS, precisamente la importante novedad en el título de su cargo. Amenazas híbridas. Porque advierte de que en el mundo de hoy, como se ha visto durante recientes campañas en Estados Unidos, el Reino Unido del Brexit y en el proceso independentista catalán, “los conflictos y las llamadas guerras de baja intensidad son una combinación de ataques, con ciberataques, desinformación, noticias falsas, y todos bajo un mismo prisma que requieren una estrategia de respuesta conjunta”. La embajadora Olmo tiene experiencia con las noticias falsas y verdaderas, porque estuvo cinco años en la Oficina de Información Diplomática (OID), ahora llevaba meses especializada en la sombra y de perfil bajo en temas de ciberseguridad y defensa como asesora en el Gabinete de la Subsecretaria de Asuntos Exteriores. Antes estuvo destinada en las Repúblicas de Ghana, Togo y Angola.

Pregunta. ¿Cuál ha sido la razón de crear ahora este cargo?

Respuesta. Dar cumplimiento a la normativa que tenemos en la Estrategia Nacional de Seguridad, al Plan Nacional de Seguridad y a la Cooperación Internacional y en la Unión Europea, porque la ciberseguridad no tiene límites y debemos analizarla en el ámbito internacional.

P. ¿De dónde hemos tomado este modelo y para qué?

R. En casi todos los países de nuestro entorno tienen una figura como esta, en la Unión Europea se ha tratado este modelo y la novedad aquí es la inclusión de las amenazas híbridas, que son una combinación de factores que actúan de manera conjunta para alcanzar un objetivo.

P. ¿Cuál será su primera tarea?

R. Poner en común todo lo que ya están haciendo una serie de organismos clave en esta lucha: como son el Centro Criptológico Nacional, el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, el Mando Conjunto de Ciberdefensa, la Secretaría de Estado de Agenda Digital, el Departamento Nacional de Ciberseguridad y el Consejo Nacional de Ciberseguridad. Y representar y llevar la posición y la voz de España al exterior y a los organismos internacionales.

P. ¿Es Rusia la mayor amenaza actual en los ciberataques como se ha visto con Cataluña?

R. Toda la UE está ya trabajando desde finales de 2017 en un proyecto de ciberseguridad amplio, con una caja de herramientas y protocolos a seguir en caso de estos ciberataques. Hay que profundizar entre todos los socios y seguir adelante y trasladar con nuestros socios europeos una normativa de Gobierno del ciberespacio que debe afectar y aplicarse, como la Carta de Naciones Unidas, por tierra, mar y aire. El ciberespacio no es la ley de la jungla, debe haber derechos y obligaciones y límites a las libertades.

P. ¿Cuál es el mayor ciber riesgo actualmente para España?

R. No estar plenamente convencidos de que esto es un problema transversal y debe resolverse con todos los socios europeos. Hay una máxima de la seguridad que sostiene que para tener seguridad nuestros socios también deben ser seguros. Las amenazas híbridas obligarán y pondrán a prueba la capacidad de la Administración para coordinarse y comunicarse mejor.

P. ¿España es un país ciberseguro?

R. Tenemos magníficas capacidades y de hecho gracias a nuestra respuesta los ciberataques nos han hecho menos mella que a otros.