Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián: “La respuesta de la democracia en la crisis no ha sido eficaz”

El presidente de EL PAÍS atribuye a la corrupción y el "ensueño" político de las nuevas tecnologías la desafección de los jóvenes con el sistema

Fernanda Tabarés y Juan Luis Cebrián, durante el acto en A Coruña.
Fernanda Tabarés y Juan Luis Cebrián, durante el acto en A Coruña.

La corrupción política, la falta de eficacia en la respuesta a la crisis financiera y el “ensueño” engendrado por las nuevas tecnologías de que “la democracia asamblearia es posible” son para Juan Luis Cebrián las razones que explican la desafección de los jóvenes con el actual sistema político, un problema que, según ha subrayado, no es “exclusivo de España”. El presidente de EL PAÍS ha analizado este martes en A Coruña la relación de las nuevas generaciones con la Transición y la democracia representativa durante la presentación de la primera entrega de sus memorias Primera Página. Vida de un periodista (1944-1988), un acto organizado por el Ateneo Republicano de Galicia en el que también ha repasado sus comienzos en el periodismo, las circunstancias en las que nació EL PAÍS y sus impresiones sobre figuras políticas de aquellos años como Adolfo Suárez, Manuel Fraga, Alfonso Guerra o Felipe González. Habrá segunda parte y “tal y como están las cosas, quizás tercera”, ha señalado Cebrián.

En una conversación con la periodista gallega Fernanda Tabarés, Cebrián ha criticado la forma en que se abordan actualmente en las aulas la Guerra Civil y la Transición. “Cuando se estudia es de manera ideológica, según el centro o profesor de turno”, ha lamentado. El espíritu de reconciliación entre los hijos de quienes ganaron y quienes perdieron la guerra que guió la instauración de la democracia en España no es “bien comprendido” por los más jóvenes pero “no por su culpa”, sino porque “no les ha sido bien explicado”, ha incidido.

“La Transición se fue improvisando. Nadie tenía claro cómo hacer las cosas, pero había consenso en no repetir el enfrentamiento entre españoles y en que había que hacer una democracia. España tenía que ser un país normal”, ha recalcado. En respuesta a las preguntas de Tabarés, Cebrián ha asegurado que “el debate monarquía-república se volvió desde muy pronto marginal” y no recuerda que se planteara en ningún momento la celebración de una consulta.

En opinión del presidente de EL PAÍS, también “se han cometido muchos errores políticos y administrativos” con las heridas que dejó la dictadura. En el caso de las víctimas del franquismo que siguen enterradas en cunetas y fosas comunes, Cebrián sostiene que “los Ayuntamientos podían haber levantado los enterramientos ilegales sin necesidad de leyes especiales”.

A su entender, el distanciamiento de los jóvenes del actual sistema político también se debe a que “la respuesta de la democracia en la crisis financiera no ha sido eficaz”. Cebrián ha subrayado que de "las promesas de reforma del capitalismo” que se formularon tras la quiebra de Lehmann Brothers, entre ellas la eliminación de los paraísos fiscales, “solo ha funcionado una y a medias: la fusión bancaria”.