Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey a Colau: “Yo estoy para defender la Constitución y el Estatut”

La alcaldesa de Barcelona pidió a Felipe VI una actitud conciliadora en el conflicto catalán

El Rey Felipe VI y Ada Colau durante la visita al Mobile World Congress. En vídeo, falta de comunicación entre los invitados.

“Yo estoy aquí para defender la Constitución y el Estatuto”, le dijo el Rey a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, antes de la cena que se celebró en el Palau de la Música de Barcelona la víspera de la inauguración este lunes del Mobile World Congress (MWC), según testigos de la conversación.

Colau no participó en el recibimiento de las autoridades al Monarca, para hacer patente su desacuerdo con la actuación del jefe del Estado ante el reto secesionista, y llegó al Palau, acompañada por el presidente del Parlament, Roger Torrent, cuando los casi 200 invitados habían pasado ya a tomar un aperitivo. Una vez en el vestíbulo del teatro, mientras Torrent evitó encontrase con el Rey, la alcaldesa buscó saludarle y ambos mantuvieron una breve conversación que la propia  Colau ha revelado parcialmente este lunes en declaraciones a RAC 1.

"Como anfitriona, igual que fui a saludar a absolutamente todo el mundo, fui a saludarle”, ha explicado. “Fui muy franca, le dije lo mismo que he dicho en público [sobre su ausencia en el recibimiento]: no es nada personal, soy consciente de que el gesto no era menor, pero debe entender que la situación aquí es muy difícil y el discurso del 3 de octubre, después de las cargas [durante el referéndum independentista] se vivió como una gran falta de empatía”, ha agregado.

Preguntada si el ambiente fue tenso, Colau ha respondido que lo fue “relativamente" debido a “la expectativa que se había generado" por su plante y el del presidente del Parlament. Durante la cena, ha precisado la alcaldesa, no habló con el Rey ni con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, porque la mesa “era enorme”. En la mesa presidida por el Rey se sentaron hasta 18 comensales. Al término del discurso del Rey, en inglés, castellano y catalán, Colau aplaudió, mientras que Torrent se quedó de brazos cruzados. Este último, según distintos testigos, no cruzó una palabra con el jefe del Estado.

Núria Marín, alcaldesa de L' Hospitalet, que también participó en la cena, no cree que el ambiente fuera tenso, pero sí incómodo. "No es normal sentarte a comer con alguien en la misma mesa sin haberle saludado", explica, en alusión a la actitud del presidente del Parlament.

Según testigos de la conversación entre ambos, el Rey le dijo a Colau que todos deberían poner de su parte para desatascar el conflicto y que cuando ella le sugirió que él debiera haberse mostrado más conciliador entre el Gobierno español y el de la Generalitat, el Monarca le respondió: "Yo no puedo mediar entre quienes cumplen la ley y quienes no lo hacen. Yo estoy para defender la Constitución y el Estatut".

Felipe VI ha recorrido esta mañana durante dos horas la feria de móviles, a la que se espera que asistan más de 100.000 personas hasta el jueves. El Rey, que ha estado acompañado por la vicepresidenta, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y las alcaldesas de Barcelona y L'Hospitalet, entre otras autoridades, ha sido recibido por responsables de la feria, del Ayuntamiento de la capital catalana (Gerardo Pisarello, de Barcelona en Comú, Jaume Collboni, del PSC, y Xavier Trias, de Convergència) y de la Generalitat. Estos últimos, los secretarios generales de Economía y Presidencia, Pau Villoria y Joaquim Nin, estuvieron ausentes de la cena del domingo.

Villoria, que lucía un lazo amarillo en la solapa, ha explicado que la cena del Palau era "un acto lúdico", mientras que a la inauguración de este lunes habían acudido "a trabajar" en apoyo a las empresas catalanas y al propio MWC. "Somos los únicos representantes aquí de lo que queda de la Generalitat", ha añadido Villoria, antes de admitir que, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, el ministro Nadal es el actual conseller. Preguntado si también formaba parte de su trabajo estar en la línea de recibimiento al Rey, lo que evitaron tanto Colau como Torrent, ha respondido: "Interprételo usted mismo".

Seguido por una nube de cámaras y curiosos, el Rey ha recorrido los stands de GSMA, la patronal mundial del móvil, organizadora del Congreso, las operadoras de telefonía Orange, Vodafone y Telefónica y los pabellones de España, Cataluña y Barcelona World Capital. A su paso se ha escuchado algún viva España y tímidos aplausos.

Fuentes de la Casa del Rey no han querido valorar la primera visita de Felipe VI a Cataluña tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y se han limitado a señalar que el Monarca "ha cumplido con su obligación de venir a apoyar el Mobile, como ha hecho siempre, al margen de las circunstancias del momento".

El PSOE advierte a los líderes independentistas de que "juegan con fuego"

Elsa García de Blas

El PSOE ha advertido a los líderes independentistas y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de que “juegan con fuego” con la permanencia del Mobile World Congress en la capital catalana tras su boicot al Rey, toda vez que los organizadores del evento exigieron estabilidad en el contrato con la ciudad.
El PSOE es especialmente crítico con la actitud de la alcaldesa de Barcelona y juzga su negativa a participar en la recepción de Felipe VI como un “despropósito”. “La alcaldesa de Barcelona está desatendiendo sus obligaciones y siempre se decanta hacia las posiciones independentistas”, ha criticado el secretario de Economía, Manuel Escudero, en comparecencia en la sede del partido tras la reunión de la Ejecutiva. En opinión de la dirección socialista, el recibimiento del Rey era un “obligado un acto de cortesía y normalidad” y se convirtió en “un acto de confrontación institucional”.
Pero no solo está en riesgo esta feria, creen en el PSOE. “Si la situación en Cataluña se mantiene en este bloqueo, esto va a empezar a resentir en el futuro inversiones importantes”, ha alertado Escudero.