Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esperanza Aguirre: “No tengo nada de lo que esconderme”

La expresidenta de Madrid enmarca las acusaciones de Granados en su estrategia de defensa

Esperanza Aguirre durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su dimisión como portavoz y concejal del Ayuntamiento de Madrid.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha asegurado este lunes que no se querellará contra las "mentiras" de su exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, que la ha situado como responsable última de la supuesta financiación ilegal del partido, porque no tiene "dinero para abogados" y porque no tiene "nada" de qué esconderse. Granados manifestó ante el juez del caso Púnica que en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 el partido realizó para Aguirre una “campaña paralela y de refuerzo” que no se pagaba con fondos oficiales.

"Yo creo que es totalmente mentira", ha dicho Aguirre sobre esa supuesta campaña. "Y si la hubo, sería del señor Granados, el jefe de la campaña", ha añadido durante una entrevista en la cadena Cope. "Nunca vi una cuenta, no me ocupé de la financiación, era la presidenta de la comunidad. En el partido, para la financiación, había cuatro personas. Yo jamás vi una cuenta. Para eso estaban estos cuatro", ha argumentado. Y ha rematado: "No quiero que la gente piense que me escondo, no tengo nada de qué esconderme. Justamente he dimitido no porque nadie haya insinuado jamás que me he llevado un duro, pero es verdad que no vigilé suficientemente. ¿Quién en España en los últimos 40 años ha dimitido por no vigilar? Soy la única".

La exlíder del PP se retiró de la política en 2017, dimitiendo de todos sus cargos públicos con el argumento de que había fallado en su responsabilidad de vigilar que no hubiera casos de corrupción en su partido. Antes, el partido le dedicó un homenaje durante el Congreso autonómico del PP de Madrid. Este lunes, Aguirre ha afirmado que está segura de que Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno, cree en su inocencia. Y ha encuadrado las acusaciones de Granados en su estrategia de defensa.

"Es un señor que dijo, cuando salió de la cárcel, ¿de qué manta voy a tirar?", ha recordado la exalcaldesa y expresidenta de Madrid, que durante años fue una de las principales figuras del Partido Popular. "Ahora ha cambiado de estrategia, lo cual es legítimo. En el derecho español, los imputados tienen derecho a mentir. Y prueba ninguna", ha añadido. "Me alegro mucho de que el fiscal general del Estado [Julián Sánchez Melgar] haya dicho que acusar sin pruebas es difamar".

Más información