Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cárcel de Junqueras y Forn registra cinco incidentes violentos en tres días

Diez presos protagonizaron el jueves una pelea multitudinaria en la que resultaron lesionados dos funcionarios

Centro Penitenciario de Estremera.
Centro Penitenciario de Estremera.

La prisión madrileña de Estremera registró este jueves por la tarde una batalla campal entre diez reclusos que provocó lesiones a dos de los funcionarios que intervinieron para sofocarla. La multitudinaria pelea es el quinto incidente violento que se produce en los tres últimos días en el Centro Penitenciario donde permanecen recluidos, entre otros, el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el exconsejero Joaquim Forn, -quienes habían recibido esa mañana la visita del presidente del Parlament, Roger Torrent- y el comisario jubilado José Villarejo. Fuentes penitenciarias destacan que la sucesión de altercados en el centro ha saturado el módulo de aislamiento (donde son recluidos los presos que protagonizan estos sucesos) y ha obligado a distribuirlos por otros módulos de la prisión con el riesgo, aseguran, de que vuelvan a producirse. Desde el Ministerio del Interior confirmaban este viernes el suceso pero le restaban importancia y lo calificaban de “leve”. También insistían en que se había producido en un módulo diferente del que se encuentran Junqueras y Forn.

Según fuentes penitenciarias, el incidente lo protagonizaron ocho presos de origen taiwanés, otro de nacionalidad colombiana y un preso yihadista en el módulo 11 de la cárcel –los dos políticos catalanes están en el 7- por una supuesta deuda del latinoamericano con los asiáticos. En la pelea hubo lanzamiento de sillas, siempre según estas fuentes, y obligó a intervenir a los funcionarios de prisiones para apaciguar los ánimos. Cinco de los presos fueron inmediatamente internados en el módulo de aislamiento como sanción. Los otros cinco también lo debían haber sido, pero la falta de celdas en este obligó a recluirlos en el llamado módulo de “salidas y tránsitos” de manera provisional. La resistencia del presos yihadista a ser registrado tras su participación en la pelea provocó lesiones leves a dos funcionarios, que tuvieron que ser atendidos en la enfermería del centro.

Este incidente es el quinto de similares características que se produce en la cárcel de Estremera en los últimos días. Según denuncian fuentes sindicales, el martes se llegaron a registrar cuatro peleas entre presos –dos en el módulo 1, otra en el de mujeres y uno más en el número 12-, además de sendos incidentes menores en el 6 y en la enfermería del centro. En ellos se vieron involucrados un total de diez internos, ocho de los cuales no pudieron ser recluidos en el módulo de aislamiento por falta de celdas libres. Se les trasladó de manera provisional al módulo de ingresos, destinado a los presos recién llegados al Centro Penitenciario.

El sindicato ACAIP, mayoritario entre los funcionarios de prisiones, ya presentó una queja en el Ministerio del Interior el pasado 30 de enero para denunciar la sobreocupación del módulo de aislamiento en Estremera y los riesgos que, en su opinión, produce esta situación. En un documento remitido al máximo responsable de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, los representantes de los trabajadores alertan de un posible efecto llamada que incremente los incidentes entre reclusos “dada la imposibilidad de trasladar y aislar a internos que hayan generado un conflicto regimental o situaciones de riesgo”. ACAIP también se queja de la falta de personal en este centro, muchas de cuyas plazas vacantes suelen quedar sin cubrir por la falta de aspirantes precisamente por la penosidad del centro.

Según los datos que el Ministerio del Interior remitió el pasado año al Congreso de los Diputados, la cárcel de Estremera es, con diferencia, la que registra mayor número de agresiones a funcionarios de prisiones entre las 68 dependientes del departamento de Juan Ignacio Zoido (las de Cataluña son competencia de la Generalitat). Así, en el periodo 2011-2016, sumó 124. Le sigue con 98 otra cárcel de la región, la de Soto del Real, conocida por ser donde acaban buena parte de los reclusos más célebres. Entre ellos Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, encarcelados, como Junqueras y Forn, por el proceso independentista de Cataluña.

Más información