Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un menor de 14 años por agredir sexualmente a dos mujeres en Cádiz

El joven se encuentra en libertad con cargos bajo la custodia de sus padres

Manifestación en apoyo a la mujer presuntamente violada en los Sanfermines de 2016.
Manifestación en apoyo a la mujer presuntamente violada en los Sanfermines de 2016.

Tal fue la alarma social que despertó en un pueblo de 7.111 habitantes, que hasta el alcalde emitió un bando de alerta. La tarde del pasado 5 de febrero la tranquila localidad gaditana de Puerto Serrano se sobresaltaba al conocer la agresión sexual a una joven de 23 años. No era la primera, seis días atrás otra mujer de 42 años sufrió la misma violencia de un asaltante que, con gran agresividad, la atacó por detrás para intentar violarla. Ahora la Guardia Civil ha detenido a un menor de 14 años de la localidad como presunto autor de los hechos. El joven ha quedado a disposición de la Fiscalía de Menores de Cádiz, que ha decretado su libertad con cargos bajo la custodia de sus padres.

La investigación de la Guardia Civil arrancó el pasado 6 de febrero, cuando tuvo conocimiento de lo ocurrido gracias a la denuncia de una de las víctimas. La joven, de 23 años, relató a los agentes que la tarde del día anterior, en torno a las 18.00, se encontraba paseando por Puerto Serrano cuando sufrió una agresión sexual. El asaltante la abordó por detrás, la sujetó de los brazos y la tiró al suelo. Mientras intentaba bajarle la ropa y la manoseaba, le golpeó la cabeza contra el suelo en varias ocasiones, tal y como ha relatado la Guardia Civil de Cádiz en un comunicado.

Pese a la violencia, el agresor no pudo completar la violación debido a la resistencia que opuso la joven y a los gritos de auxilio. Una vecina escuchó a la chica y se acercó hasta el lugar de los hechos, lo que frustró las intenciones del atacante. La portoserranense tuvo que ser atendida por personal médico y, al día siguiente, puso la denuncia ante la Guardia Civil. El gran revuelo que despertó el ataque en la localidad hizo que el Ayuntamiento emitiese un bando municipal en el que alertó de la agresión y pidió precaución a los vecinos.

Gracias a que se corrió la voz en el pueblo, otra vecina de 42 años presentó otra denuncia ante la Benemérita. En ella, relató haber sido víctima de unos hechos similares tan solo seis días atrás. La necesidad de una pronta solución ante la gravedad de los hechos y la alarma social despertada hizo que dos guardias civiles especializados en delitos contra las personas se desplazaran desde la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz para esclarecer lo sucedido.

Durante la instrucción de las diligencias, los testimonios de las víctimas y de testigos de los hechos hicieron posible la identificación del agresor apenas un día después de la primera denuncia. Resultó ser un joven de 14 años, residente en la localidad. Cuando los agentes fueron a detenerlo, descubrieron que el menor no se encontraba en clase, pese a ser horario escolar. Al parecer, el chico no estaba escolarizado, una circunstancia que los agentes ya han puesto en conocimiento de los servicios sociales correspondientes.

Una vez detenido, el menor fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil. Allí fue interrogado en calidad de detenido por los hechos que se investigaban. Posteriormente, pasó a disposición de la Fiscalía de Menores de Cádiz. El titular de la institución judicial ha decretado ya su libertad con cargos bajo la custodia de sus padres.

Más información