Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rapero Hasél vuelve a la Audiencia Nacional acusado de enaltecimiento del terrorismo

La fiscalía pide una pena de cárcel de dos años y nueve meses

Pablo Rivadulla, con camiseta roja, a su llegada a la Audiencia Nacional, en 2016.
Pablo Rivadulla, con camiseta roja, a su llegada a la Audiencia Nacional, en 2016.

Toda una batería de comentarios e insultos en las redes sociales lleva de nuevo al rapero Pablo Rivadulla, alias Pablo Hasél, a la Audiencia Nacional. El músico se sentará el jueves en el banquillo acusado de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias contra la Corona y otras instituciones del Estado por publicar en Twitter proclamas a favor de ETA y GRAPO y por una canción contra el Rey Juan Carlos. La fiscalía le pide una pena de dos años y nueve meses de cárcel y una multa de 40.500 euros.

El rapero difundió en su perfil —con más de 54.000 seguidores— comentarios contra la Policía Nacional, a los que califica de "asesinos" y "mercenarios de mierda"; y contra la Guardia Civil, de la que insinúa que tortura y dispara a inmigrantes.

"Joseba Arregi, asesinado por la policía torturándolo", dijo Rivadulla, sobre la muerte del ex integrante de ETA. Sobre Isabel Aparicio, detenida en 1979 como miembro de los GRAPO, aseveró que fue "exterminada por comunista" y que se le negó asistencia médica. También se refiere al líder de Podemos, Pablo Iglesias, como "el mierda" que está "de risitas en Zarzuela". Y sobre Juan Carlos I: "Apuntaba maneras cuando mató a su hermano Alfonsito”, "capo mafioso" y "borracho tirano".

Rivadulla acumula dos condenas anteriores. Una de 2014 de la Audiencia Nacional, confirmada por el Supremo, por difundir canciones en las que desea que se cometan atentados contra cargos del PP y PSOE. Y otra de un juzgado de lo Penal por un delito leve de falta de respeto a la autoridad por referirse a Ángel Ros, alcalde de Lleida, como "Àngel malnacido, te mereces un tiro, te apuñalaré".