Detenido el rapero Pablo Hasél por agredir a la prensa en Lleida

El cantautor protagonizó momentos de tensión con los medios durante la okupación del rectorado de la universidad

Pablo Hasél, durante el juicio en la Audiencia Nacional.
Pablo Hasél, durante el juicio en la Audiencia Nacional.

Los Mossos d’Esquadra han detenido al rapero leridano Pablo Hasél acusado de agredir, el pasado 2 de junio, a los periodistas que cubrían la okupación del rectorado de la Universitat de Lleida (UdL). El cantautor leridano, que en realidad se llama Pablo Rivadulla, fue uno de los 40 activistas que okupó el despacho del rector el 17 de mayo tras una protesta por la presencia de Mossos d’Esquadra dentro de la universidad. Los agentes de la policía autonómica fueron requeridos por la dirección de la universidad para garantizar que la subdelegada del Gobierno de Lleida, Inma Manso, pudiera seguir impartiendo la asignatura de Gestión del Conocimiento del grado de Comunicación Audiovisual sin ser saboteada por diversos alumnos, que entraban dentro del aula al grito de “fascista”.

El pasado 2 de junio, los activistas llevaban 15 días okupando el despacho del rector. Entre los alumnos había división de opiniones sobre si debían continuar con el encierro y los estudiantes de la Asamblea de Letras convocaron una rueda de prensa para explicar que abandonaban la okupación. Paralelamente un grupo de personal del centro entró en el rectorado gritando a los okupas que abandonaran la universidad. Fue en ese momento cuando los activistas que querían continuar el encierro, entre los que se encontraba Hasél, intentaron impedir que los medios de comunicación registraran imágenes de lo que sucedía. El rapero y sus compañeros la emprendieron a empujones y golpes contra los medios. Los activistas intentaron impedir que un cámara de TV3 grabara, tapándole el equipo con una chaqueta y empujándole fuera del despacho. También agredieron y mancharon a un fotógrafo del diario Segre.

Los periodistas presentaron una denuncia. Esta pasada madrugada una patrulla de los Mossos d’Esquadra ha detenido al rapero y lo ha trasladado a la comisaría para que declarara sobre las agresiones, grabadas por varios medios. Fuentes cercanas al caso aseguran que tras la declaración Hasél quedará en libertad con cargos a la espera de que declare en los juzgados de instrucción.

La okupación del despacho del rector continuó hasta el 9 de junio cuando los Mossos entraron al edificio con ánimo de desalojarlo y se lo encontraron vacío. Días más tarde, el 15 de junio, un grupo de activistas accedió al despacho del rector con actitud intimidatoria mientras cubrían sus rostros con una careta. Los Mossos investigan si Hasél también se encontraba entre este grupo.

Es la enésima vez que el rapero tiene problemas con la justicia. La Audiencia Nacional le condenó en abril de 2014 a dos años de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo. El rapero había subido a YouTube varias de sus canciones en las que alababa los atentados de los GRAPO, ETA y Al Qaeda y pedía que se atentara contra representantes del PP y PSOE. Hasél reconoció ser el autor de las letras y afirmó que se amparó en la libertad de expresión para solicitar la muerte de políticos como Patxi López o José Bono.

El cantante no sólo tiene antecedentes por delitos de enaltecimiento del terrorismo. Se sentó en el banquillo por realizar pintadas en la sede leridana del PP e incluso la Fiscalía pidió una pena de un año y tres meses de prisión por amenazar de muerte, en sus canciones, al alcalde de Lleida, Àngel Ros. En su composición Menti-Ros, dedicó al primer edil de su ciudad frases como: “Àngel malnacido, te mereces un tiro, te apuñalaré, me has arruinado, te arrancaré la piel a tiras”. La pieza compuesta por el leridano prosigue con más amenazas: “Un navajazo en el abdomen, malparido colgarlo en una plaza quiero, que una bomba reviente sus sesos...”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También fue detenido en 2014 como presunto autor del ataque a un expositor de rosas que la asociación cultural Lleida Identitaria sufrió durante la Diada de Sant Jordi. Y el pasado fin de semana estaba entre los miembros del colectivos que organizó un escrache al Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) en un acto de campaña.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS