Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad rectifica su plan de asesorar a hombres desde el teléfono 016 de maltratadas

La iniciativa ha recibido una oleada de críticas que han provocado que el ministerio retire la clausula del pliego del contrato

Entrevista a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en su despacho en el ministerio.
Entrevista a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en su despacho en el ministerio.

El Ministerio de Sanidad ha dado un paso atrás y ya no incluirá en el teléfono 016 de atención a mujeres maltratadas el asesoramiento a hombres sobre conciliación, separación, divorcio, custodia de hijos o “resolución pacífica de conflictos”. La inclusión de este servicio en el pliego de condiciones del contrato ha provocado una oleada de críticas desde la oposición, asociaciones de mujeres y ex reponsables del servicio a lo largo de este martes que han hecho que el departamento que dirige Dolors Montserrat rectifique y abandone la idea.

Así, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Sanidad, modificará el pliego y suprimirá esta cláusula. "El nuevo contrato seguirá manteniendo la naturaleza que siempre ha tenido este servicio contra la violencia hacia la mujer", según un comunicado oficial remitido por Sanidad. El ministerio atribuye su rectificación a "las consideraciones vertidas en diversos medios" y a la "polémica" suscitada por la información. El comunicado no explica quién tomó la decisión o cuáles fueron los motivos. Este periódico ha pedido sin éxito hablar con algún representante del ministerio.

Sanidad añade en la nota, no obstante, que el servicio "recibe y atiende desde su inicio llamadas de hombres que solicitan información y realizan consultas para prevenir y combatir la violencia de género", si bien no ha cuantificado el número porque asegura que el informe emitido por el 016 "no desagrega las llamadas de hombres y mujeres".  Y, aunque retira la cláusula, asegura que la  intención del ministerio era atender a los varones en este número, que funciona desde 2007, "no como víctimas sino como parte del entorno de la mujer que puede estar sufriendo violencia de género. PSOE y Podemos, que han pedido comparecencias de representantes del ministerio para  aclarar lo ocurrido, comparten que los hombres necesitan asesoramiento y formación sobre violencia de género "pero en otro canal".

La exsecretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, acusó antes de conocer el cambio al Ejecutivo de Mariano Rajoy de ser “sádico con las mujeres y desfigurar” la utilidad de este número. “Es una manera de deshabilitar un servicio generado, creado y pensado para atender a las víctimas”, añadió una de las responsables de poner en marcha este servicio con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “El 016 tenía como cometido garantizar a las víctimas una primera información en clave confidencial y para que las comunidades autónomas derivaran a posibles afectadas desde los números regionales”, añade.

“Ampliar a cuestiones que nada tienen que ver con la violencia de género es confundir a los ciudadanos y desnaturalizarlo”, criticó también la vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, que señalaba este cambio como un posible riesgo para el Pacto de Estado contra la Violencia de Género recién alcanzado. "Que el Gobierno promueva el pacto y al mismo tiempo medidas de este tipo significa que no se lucha de manera eficaz o no se sabe hacer”, dijo.

Más información