Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La polícía investiga la muerte de una mujer desatendida 12 horas en las urgencias del hospital de Úbeda

Los agentes toman declaraciones por una posible negligencia médica en la atención a la enferma

Una ambulancia en la puerta de urgencias de un centro hospitalario de Jaén.
Una ambulancia en la puerta de urgencias de un centro hospitalario de Jaén. EFE

Estuvo más de 12 horas en urgencias del Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén). Nadie la atendió y falleció en una camilla, sola. El 21 de diciembre, alrededor de las 14.00, A. D., una mujer rumana de 65 años, ingresó en el centro hospitalario tras ser recogida por una ambulancia desde la residencia de mayores Francisco Ortiz, en Quesada. Se le tomaron los datos y quedó a la espera de ser atendida por un facultativo. El médico de urgencias la llamó por el interfono, pero estaba sola, y quizás por el idioma, o por la debilidad de su estado, los doctores no recibieron respuesta y pensaron que había abandonado el centro. Unas 12 horas después, en la madrugada del 22, un celador se percató de que en una camilla había una mujer que no respiraba. Este es el relato que hace el Cuerpo Nacional de Policía de Jaén, que investiga una presunta negligencia médica en la atención de la paciente. El hospital ha abierto también una investigación reservada sobre el caso.

“La mujer entró acompañada por una persona de la residencia, con quien pasó la fase de identificación y de triaje, y posteriormente se fue, por lo que no se activó el protocolo de personas que acuden solas a urgencias, que siguen un plan de alta frecuenciación”, detallan fuentes de Salud, que añaden que la mujer, que había acudido en varias ocasiones al hospital en los últimos meses, se encontraba en un estado general de deterioro crítico y fue llamada “de manera inmediata” por megafonía después de la evaluación de la gravedad “pero no pudo responder por su situación”.

La mañana del 21, el médico de la residencia de Quesada consideró procedente llamar a una ambulancia por el delicado estado de salud de la mujer y desde allí se intentó localizar al hijo de la paciente. “Pero no cogía el teléfono”, informan fuentes policiales, que avanzan que los técnicos de la ambulancia cumplieron con su protocolo y se marcharon una vez que la mujer entró en urgencias. También fue en la ambulancia la trabajadora de la residencia que la acompañó hasta el hospital.

Ese lapso de más de 12 horas y de turnos de sanitarios es el que investiga la policía, que acudió al hospital sobre las cuatro de la madrugada tras ser alertada del deceso junto a la policía judicial, el forense y una juez para el levantamiento del cadáver. “Pudimos localizar a su hijo y fue quien lo reconoció”, añade la policía.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de esta paciente y las circunstancias que lo rodean”, ha informado la Consejería de Salud en una nota, en la que señala que los responsables del centro colaborarán para que se depuren responsabilidades y se esclarezca el caso. "Estamos tomando declaraciones y testimonios durante estos días en una investigación abierta para ver si hubo una posible negligencia médica", informan fuentes policiales sobre este caso, avanzado por el diario Ideal.

La dirección de la residencia de mayores Francisco Ortiz declina hacer declaraciones a los medios por encontrarse el caso en proceso de investigación. El pasado abril, el sindicato CC OO denunció falta de personal sanitario, de gestión y servicios en este centro hospitalario, una reclama que ha vuelto a repetir estos días por la saturación de pacientes en los días festivos y de invierno. Ciudadanos ha calificado de "inadmisible" lo sucedido y exige más personal, y la asociación de consumidores Facua ha pedido "máxima transparencia" en la investigación.

Más información