Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento británico investiga la injerencia rusa en Cataluña

La difusión de desinformación en el proceso separatista protagoniza la primera jornada de recogida de testimonios en una investigación sobre 'fake news'

David Alandete, director adjunto de El País, durante su testimonio.

El parlamento británico abrió este martes una línea de investigación sobre las noticias falsas para determinar si hubo un patrón común en la crisis catalana y el Brexit. La comisión creada para este efecto, ha dedicado más de una hora a analizar la injerencia de medios financiados por el gobierno ruso en los días anteriores y posteriores al referéndum del 1 de octubre. Esta ha sido la primera sesión de recogida de testimonios en una investigación que lleva a cabo el Comité sobre Digital, Cultura, Medios y Deportes, presidido por el diputado conservador Damian Collins. Dicha investigación, que arrancó la legislatura pasada, ha vuelto a lanzarse en septiembre, con el nuevo Parlamento surgido de las elecciones legislativas británicas, y tiene como objetivo estudiar el fenómeno de las noticias falsas, los límites entre estas y la opinión sesgada legítima, y “su impacto en el entendimiento público del mundo y en el periodismo tradicional”.

“Investigamos el papel de las agencias rusas en la difusión de desinformación en Estados Unidos, en la campaña británica del Brexit y en otros países”, explica el diputado Collins. “Uno de los temas es lo que se ha hecho en el referéndum catalán, y el papel de las agencias de Rusia y Venezuela. Hemos recibido pruebas de casos en varios países, y también sobre el tema de Cataluña. Lo que queremos hacer es exponer la manera en que las fake news son usadas como arma por agencias extranjeras en procesos electorales. Como las elecciones en Cataluña son esta semana, el Comité quiere explorar las pruebas de una eventual injerencia”.

El comité se compone por 11 parlamentarios entre conservadores, laboristas y miembros del partido nacional escocés. El grupo se encargó de analizar las informaciones publicadas por este diario e informes que relacionan a los medios financiados por el Kremlin con cuentas automatizadas de redes sociales y la actuación de activistas como Julian Assange, que podrían haber actuado de forma conjunta para agravar la crisis catalana.

Algunas de las preguntas de los parlamentarios se centraron en la relación entre el referéndum del brexit y el auge de los partidos populistas en Reino Unido, del independentismo en Cataluña y el crecimiento de los partidos de derecha nacionalista en países como Alemania y Francia. Las consultas también incidieron en la posible estrategia del gobierno ruso de debilitar a la UE alimentando conflictos en sus países.

En la sesión han comparecido expertos en la materia: David Alandete, director adjunto de EL PAÍS; Francisco de Borja Lasheras, jefe de la oficina en Madrid del think tank Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, y Mira Milosevich-Juaristi, profesora asociada de Historia de las Relaciones Internacionales en el Instituto de Empresa de Madrid, así como la profesora de análisis textual de la Universidad de Sheffield, Kalina Bontcheva y Samantha Bradshaw del Oxford Internet Institute. 

El rastro de la red de difusión de noticias falsas que Rusia emplea para debilitar a Estados Unidos y a la Unión Europea se ha denunciado en diversos procesos electorales, desde las presidenciales estadounidenses hasta el referéndum del Brexit. También se ha detectado en el proceso independentista catalán, conflicto con un considerable potencial destructivo para el proyecto de construcción europea, según un pormenorizado análisis de webs prorrusas y perfiles de redes sociales llevado a cabo en los últimos meses por EL PAÍS.

Después de la sesión de este martes, que se completa con otro panel de expertos en inteligencia artificial, en la investigación sobre fake news en el comité parlamentario británico se entrevistará a responsables de las grandes compañías tecnológicas y se abordará también el tema de la educación de los consumidores de información online. Al final de la investigación producirá un informe en nombre del Parlamento británico, probablemente en torno a Semana Santa, que será entregado al Gobierno, y este deberá presentar una respuesta a sus conclusiones.

Vídeo: el Parlamento británico alertó de una posible injerencia en el referéndum del 'Brexit'.