Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Un carné para poder dar de comer a los gatos callejeros en Cádiz

El Ayuntamiento seleccionará a 40 personas que tendrán que seguir unas normas

ATLAS

En tiempos de bulos y noticias falsas en la red, el titular perfectamente colaría como una ‘fake news’: El Ayuntamiento de Cádiz repartirá carnés de alimentadores de gatos callejeros. Pero no, ni es una noticia inventada ni una inocentada por adelantado. Quizás para despejar la plausible duda, el Consistorio gaditano incluso ha reservado la rueda de prensa que, semanalmente, celebra tras la Junta de Gobierno Local para anunciar que ha aprobado el procedimiento para solicitar el carné de alimentador de mininos.

Aunque la iniciativa ha partido del Equipo de Gobierno, integrado por PCSSP y Ganar Cádiz, lo cierto es que no está sola en decisión. La idea está consensuada “con asociaciones y entidades dedicadas a la protección de los animales y con ciudadanos que a título particupar se encargan de cuidar y alimentar las colonias de gatos existentes en la ciudad”, tal y como ha explicado la concejal de Salud, Eva Tubío, durante el anuncio. En el Ayuntamiento de Cádiz, gobernado por José María González ‘Kichi’, ya tienen incluso ultimado cuántos carnés repartirán y cómo serán los requisitos para conseguirlo. En principio, la intención es entregar hasta 40 permisos especiales para alimentar a los felinos que viven en la calle. Entre las exigencias “muy básicas”, a jucio de Tubío, se encuentran ser mayor de edad, estar empadronado en Cádiz y no haber sido sancionado por infracción administrativa a la normativa sobre protección y tenencia de animales.

Cada alimentador estará “asignado” a cada una de las colonias de gatos que existen en la ciudad. Además, “se les exigirá que sea un pienso seco y apto para la alimientación de los gatos”, como ha precisado la edil gaditana. Está previsto que sea la delegación de Salud la que esté encargada de comprobar que los candidatos cumplen todos los requisitos. También gestionará el número de alimentadores totales y situación de las colonias -presentes en parques, jardines o las zona marítimas del Campo del Sur o la Punta de San Felipe- para ir proponiendo la autorización. Para formalizar el permiso, “se entregará un carné a las personas autorizadas que tendrán una vigencia de dos años renovables”, tal y como ha precisado el propio Ayuntamiento en una nota de prensa posterior al anuncio.

La idea de proponer el carné de alimentador de gatos partió a partir del debate suscitado con entidades animalistas, tras la entrada en vigor de la nueva Ordenanza Municipal de Tenencia de Animales, en mayo de este año. El nuevo documento -que sustituía a otro de 2002- recogía avances para acabar con los sacrificios de animales abandonados. Sin embargo, las protectoras de animales propusieron nuevas medidas encaminadas a la mejora de la situación de los animales que viven en la calle. “Se recogió la necesidad de elaborar por una parte un censo sobre las colonias de gatos que se encargará de realizarlo la delegación municipal y por otra, la posibilidad de que fueran personas autorizadas las encargas de alimentar estas colonias”, ha precisado hoy el Consistorio.

Actualmente, el Ayuntamiento controla las colonias de gatos callejeros, a través de acuerdos con asociaciones de animales y con el Colegio de Veterinarios para esterilizar a los gatos. “Pero debemos velar también por su alimentación para tener gatos sanos”, ha recordado Tubío. “Entendemos que no podían ser alimentados por cualquier persona, sobre todo teniendo en cuenta la normativa municipal actual (que prohíbe alimentar a los felinos callejeros), por lo que hemos apostado por este procedimiento de alimentadores de gatos autorizados”, ha zanjado la edil.

 

Mulos para una polémica

Ya en septiembre de 2015, al poco de iniciar su mandato, González y los suyos consiguieron que, a través de un acuerdo plenario, Cádiz se convirtiese en ciudad amiga de los animales. Eso llevó a que la capital dejase de acoger espectáculos con animales como circos. A eso se sumó la nueva ordenanza municipal aprobada este año y que impide al Ayuntamiento participar en la organización de estos espectáculos. Ambos posicionamientos chocaron frontalmente con la hermandad filial del Rocío de Cádiz que quiso participar, el pasado 24 de junio, en una procesión magna por la ciudad con una carreta tirada por mulos. Ante la negativa municipal de participar en la organización del evento, finalmente los cofrades de la hermandad decidieron desistir y se negaron a participar del cortejo.

Más información