Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso insta al Gobierno a ampliar las medidas contra la sequía a más zonas

Solo tres cuencas (Segura, Júcar y Duero) cuentan ahora con un decreto de ayudas urgentes

Restos emergidos por la sequía en el embalse de Lindoso (Ourense).
Restos emergidos por la sequía en el embalse de Lindoso (Ourense).

PSOE, Podemos y Ciudadanos se han unido este viernes en el Congreso para obligar al Gobierno a ampliar las zonas en las que se aplicarán medidas contra la sequía para apoyar a agricultores y ganaderos. Actualmente, esas medidas —como el aplazamiento del pago de las cuotas de la Seguridad Social o exenciones fiscales— están en vigor en las tres cuencas que están peor en su conjunto y declaradas oficialmente en situación de sequía hidrológica: Júcar, Segura y Duero.

Sin embargo, como ha explicado Gonzalo Palacín (PSOE) en la comisión de Agricultura del Congreso, fuera se quedan determinadas zonas que están sufriendo también la falta de agua pero que no cuentan con estas medidas de apoyo al estar en una cuenca que en términos globales no tiene unos niveles tan bajos de lluvias acumuladas y agua embalsada. "Ahora se abre la puerta a que otras zonas que están sufriendo la sequía puedan acogerse. Por ejemplo, zonas del Alto Tajo, La Rioja o Teruel", ha indicado Palacín tras aprobarse la enmienda gracias a los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

En esta enmienda al proyecto de ley de medidas urgentes contra la sequía se establece que será el Ministerio de Agricultura, tras consultar a las comunidades autónomas y organizaciones sectoriales, el que delimitará "los ámbitos territoriales" que podrán acogerse a las medidas urgentes. Como criterio general se fija que, para poder acogerse, las explotaciones ganaderas y agrícolas tendrán que haber sufrido "pérdidas de producción bruta" del 20% en las llamadas zonas desfavorecidas y del 30% en las demás zonas respecto a un año normal.

Tajo y Guadiana

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha criticado este jueves que no estén incluidas ya dentro de los decretos de medidas urgentes vigentes la cuenca del Guadiana o la cabecera del Tajo. La cuenca del Tajo es un buen ejemplo de este problema: en su conjunto la semana pasada estaba al 39% de agua embalsada, pero los pantanos de la cabecera estaban solo al 9%.

El PP ha votado este jueves en contra de esta enmienda. La popular María Teresa de Lara ha acusado en varias ocasiones al PSOE —promotor del texto— y al resto de grupos que la apoyaron de caer en la "demagogia". Según ha dicho, la normativa vigente impide al Gobierno realizar la declaración de sequía en un "sistema aislado", sino que debe ser toda la cuenca completa. "Esto que solicitan no es posible", ha afirmado De Lara. Por su parte, el Ministerio de Agricultura ha recordado que para determinar la declaración de sequía se sigue lo marcado en los planes de sequía, de 2007, con los indicadores que cada cuenca tiene establecidos.

El proyecto de ley irá ahora al Senado, donde el PP tiene mayoría para cambiarlo. Pero luego volverá al Congreso (previsiblemente en febrero) y Palacín augura que los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos permitirán incluir de nuevo esa enmienda para ampliar las zonas que pueden recibir las ayudas por la sequía.

Más información