Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desastre del Prestige en 10 cifras

Repaso numérico a la catástrofe medioambiental de hace 15 años en la costa gallega

Limpieza de manchas de chapapote en la costa, en 2005.
Limpieza de manchas de chapapote en la costa, en 2005.

15 años desde el naufragio

El domingo 19 de noviembre se cumplen 15 años del hundimiento del Prestige frente a las costas gallegas. De la primera llamada de emergencia se tuvo constancia casi una semana antes, el miércoles 13 de noviembre. En ese momento comenzaron las operaciones para alejarlo de tierra, decisión que después aumentaría la dispersión del fuel.

250 kilómetros mar adentro

A las ocho de la mañana del día 19 el buque se partió en dos cuando un remolcador danés pretendía remolcarlo lo más lejos posible de unas playas que sufrieron el peor desastre medioambiental conocido por España. A 250 kilómetros de la costa proa y popa se separaron, hundiéndose a 3.500 metros una de la otra.

77.000 toneladas de fuel

El fuel que transportaba el buque accidentado, es el combustible menos biodegradable de todos los derivados del petróleo. Su capacidad de disolverse es prácticamente nula. Por eso resultó esencial recoger tantas toneladas como fuese viable en el menor tiempo posible de las 77.000 de fuel, propiedad de un empresa rusa radicada en Suiza.

2.000 kilómetros de costa contaminada

Ante el temporal que afectó las aguas gallegas, el casco del buque sufre una grieta por la que comienza a escaparse chapapote. Entre 5.000 y 6.000 toneladas de fuel se vertieron tras la primera avería, y otros 5.000 al hundirse el Prestige.

745 playas afectadas

De las más de 1.000 playas que se extienden entre Galicia y País Vasco, al menos en 745 de ellas se descubrieron rastros del contenido del Prestige. Más de 500 en Galicia, 135 en Asturias, 62 en Cantabria y 44 en País Vasco. La marea negra inicial llegó a cubrir 400 kilómetros.

90.566 toneladas retiradas

En el primer año desde la catástrofe, se recogieron en la costa unas 90.566 toneladas de arena y fuel. Las mayores cantidades semanales se recogieron en el mes de diciembre: solo en ese mes se retiraron más de 24.000 toneladas.

10 años de investigación judicial

Nueve meses de juicio siguieron a los 10 años que se invirtió en la investigación judicial. De la mayor causa instruida en España por un delito medioambiental se derivó una condena: nueve meses de prisión para el capitán del barco, Apostolos Mangouras, sentencia dictada en noviembre de 2013. En enero de 2016 el Supremo la aumentó hasta los dos años.

1.573 millones de euros

La Audiencia Provincial de A Coruña ha fijado esta semana en 1.573 millones de euros la indemnización que reclamará la justicia española por los "daños patrimoniales, medioambientales y morales" causados. La Fiscalía cifraba los destrozos en 4.442 millones de euros, y el Supremo, en su sentencia del caso, lo había dejado en 513 millones.

1.900 reclamantes

Son cerca de 1.900 los perjudicados que reclaman indemnizaciones por los daños sufridos. La encargada de cumplir con estas indemnizaciones es la aseguradora London P&I Club. La Audiencia Provincial de A Coruña es la encargada de presentar el balance definitivo de los daños provocados, para que se puedan iniciar las reclamaciones.

900 millones de euros del seguro

La póliza de la mencionada aseguradora solo cubre hasta los 900 millones de euros. “Lo más denunciable del caso Prestige, aparte de la tragedia ambiental, es ese mundo del capital que se defiende con una sociedad de aseguramiento que se blinda en el Reino Unido, un país con una legislación muy específica en la que el asegurado debe pagar primero a la aseguradora para que esta le pague al perjudicado”, explicaba hace unos meses el fiscal del caso, Álvaro García Ortiz.

.

Más información